Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

domingo, 22 de octubre de 2017

¡Ya de plano, no sé ni en que día, ni en que año vivo!!!



El Toro en México
Por Bardo de la Taurina
Dicen quienes andan en el chismerío, que el armado de los carteles de la temporada de duro cierzo invernal que se dará  en la Plaza México, se complicó en su estructura por aquello de que José Guadalupe Adame amenazó  a las figuras españolas  con que cuando vinieran a México el decidiría con cuales torearía y con cuales no, la realidad es que, ¿el aguascalentense perdono a los figurones Enrique Ponce, Julián López ‘El Juli’, José Tomas, José María Manzanares, Pablo Hermoso de Mendoza?, o si no ¿cómo es que van a torear a su lado?, ¿o no sería la cosa al revés?, ¿o sería que las palabras de Adame no tuvieron eco lo cual sería muy triste?, más esta pluma podría apostar sus canicas y hasta mi balero, que ese incidente no tuvo incidencia en el armado de la marquesina capitalina.

La dada a conocer de los toreadores tuvo varios aciertos y por razón natural varios desaciertos, los vamos ir comentando como nos vayan brincando a las teclas, comenzando por subrayar que la ubre no dio pa’ más,  faltando aparte de los hispanos que ya en columna anterior mencionamos algunos nombres sudamericanos Andrés Roca Rey y Jesús Enrique Colombo, al que le podrían otorgar la alternativa,  y de los nacionales decir que si no están, es por varias razones, entre ellas; Que la talega de los dineros  justa o injustamente no se ajustó  o de plano que la empresa ya no los considera interesantes… aunque les del avión,  del más adelante.

Pero vayamos por orden solo precisando para España que el jelengue va a comenzar el tercer domingo de noviembre con algo ilógico que es un mano a mano, que no tiene por qué darse pues la naturaleza de esta modalidad obedece a dirimir un pique entre dos toreros donde todo mundo sabe ‘El Juli’ no tiene ‘naita’ que aclarar con un autóctono a menos que tenga algo que ver con lo que empezamos esta columna, que ahora usted comprenderá porque lo hicimos de esa forma, buscando darle sentido a este primer cartel.

 Luego vendrá un cartel interesante con Hermoso de Mendoza, Cayetano y la confirmación de ese lidiador maquilado en España que es Leo Valadez, con Arturo Saldívar y decir que ese evento se dará pa’ los toreros de a pie con toros de la ganadería de Jaral de Peñas, que es sinónimo de atracción y solvencia.
Ya pa’ abrir el mes navideño el regalo adelantado Enrique Ponce, con un caballo que le abrirá la plaza, con  un torero de buen talante que lo es  Octavio García  ‘El Payo’, más un refrito como pa’ ir hartando a la gente.

 Después traerán a  Sebastián Castella,  al que acompañara otro europeo Ginés Marín, con el interés de ver a Sergio Flores, el que sí está vivo es de milagro, después de que un toro lo trajera treinta metros colgado en los pitones, con ellos veremos a Luis David Adame, que deberá vestir de  grana y oro por aquello de que quedó en saldo rojo la temporada pasada.

Seguirá un cartel con Andy Cartagena  secundado por un par de los de zapatillas, que sin discutir su capacidad no se  han acabado de meter a la afición  Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez, solo agregar que aquí hubiese cabido la alternativa de Colombo y se hubiera amacizado la marquesina… ya el graderío despejará la duda.
Lo decembrino taurinamente terminará el 25 con tres de a pie y lo nuevo del año abrirá el lunes 1º de enero y no como dicen los carteles oficiales el domingo 1º, o al decir domingo ¿quisieron decir 31 de diciembre? (o ya de plano no sé ni en que día y año vivo) el caso es que irán  tres caballeros con sus equinos y un mano a mano de  forcados tricolores y portugueses, más lo que si desde ahora intrínsecamente quedó claro que el complete de la temporada saldrá de los triunfadores de la fórmula anterior, salvo algún agregadito y eso es motivo de palomearse.

Y por si alguien sigue dudando que el dolor, la tristeza, la congoja, la frustración, la decepción forma parte de nuestra fiesta, ¿Cómo hay que sentirse al ver que en ninguno de los carteles sólidos un mexicano sea base de cartel?, y una pregunta a la administración de Emiliano Gamero  ¿no hubiese sido mejor que actuara ante 20,000 personas con un solo toro, que con dos toros ante 2000 personas?, ¿Qué triunfo tendría más resonancia?, ¿Una Puerta Grande al lado de un figurón como Enrique Ponce que tendría repercusiones gráficas en toda España?, ¿o una al lado de uno de sus colegas nacionales en un festejo local? 

martes, 17 de octubre de 2017

UNA CORRIDA DE TOROS, SIN TOROS

       
                                

Desde siempre, de ésta tinta ha salido el referirse al ritual de los cuernos, como Fiesta de Toros y Toreros, por razón de que no podría ser posible dar una corrida de toros sin toreros, mas ahora se anuncia una corrida de toros,  nos ponen la alineación de los que van a matar pero no de  los que van a ser matados la tarde del ‘Guadalupanazo’  que se disfrutara en la plaza del rumbo de las  otroras ladrilleras de Guadalupe, pa’ la afición es como no digerible, más si entendible porque en el cartel van cuatro divos hispanos tan importantes uno como el otro y seguramente en las condiciones de enchufe está el  que cada cual sea complacido con la sangre, que no es lo mismo que la bravura que más les acomode.

Pa’ un espectáculo con el que se está desviando la atención de toda una temporada, la recolección de los toros, sin ser cosa del otro mundo,  si tiene su chiste y es que a los españoles  les van a tener que traer tres toros por piocha y ojala no se confundan a la hora de la rasurada… ¿qué paso amigo? no sea usted mal pensado, lo del moche de los cuernos  es porque van a salir unos caballos hermosos que los va montar Hermoso, y de ahí toda la carne prime, al asador, los españoles uno tras otro… ¡ay mi cuate! otra vez con sus pensamientos chuecos de que a las figuras las acomodaron por delante pa’ que no les agarre la gélida noche, ¡Ah!,  ¿y los toros?

Pues tal vez vengan uno de Rancho Seco o de Fernando de la Mora pa’ los equinos, otro de Teófilo Gómez o Los Encinos pa’ el ‘Pepe Tomy’, tal vez un Bernardo de Quiroz pa’ el ‘Juli’, uno de Xajay pa’ Manzanares, un Barralva pa’ ‘El Payo’, uno de Caparica con dedicatoria a Sergio Flores y pa’ los Adame pues estaría bueno un Santa María de Xalpa y uno de la Joya, esto podría no resultar exacto, pero por ahí anda el asunto.

Un cuestionamiento a sabiendas de que el ‘Clavo sagrado de Galapagar’ (José Tomás)  está dictando el evangelio con la complacencia del ‘Vaticano’, ¿no hubiese sido  mejor pensar en el beneficio  de los damnificado llenando dos veces la plaza al vender en paquete dos festejos con 6 toros,  sin el riesgo de uno entre semana y con 8 toros lo que no gusta mucho: sábado;  Hermoso de Mendoza, ‘Pepe Tomy’, Manzanares, , Sergio Flores, Luis David Adame y Leo Valadez / domingo; Andy Cartagena, Enrique Ponce, ‘Juli’, ‘Joselito’ Adame, ‘Payo’ y Roca Rey…  pero nunca falta el diablo con sus temores y envidias que mete la cola.


Y una propuesta pa’ reforzar el cartel que Alejandro ‘El Potrillo’ Fernández montado en un potro de papi ‘Chente’ despeje plaza y al llegar a la barrera sobre la montura charra, suelte la voz con las estrofas nacionales que fueron musicalizadas por un español, y desde ahora empresa cierren los oídos a las porras que seguramente van a querer atosigar a los españoles con ‘un ramo de rosas de  suave fragancia, que le dieron marco a la virgen morena…’ que junto con el levantamiento del infaltable tapete de flores harían que el festejo comience a las 5 y de la salida con 8 toros, más los regalitos, ya mejor ni hablamos.




domingo, 15 de octubre de 2017

¡Puñalada trapera a Enrique Ponce!


El Toro en México
Por Bardo de la Taurina

El 19 de septiembre la muerte  aventó su manto de luto  sobre México, más al igual que hace treinta y dos años se volvió a dar  la otra cara,  la que  nos anima a no quedarnos varados ni cuando estemos con los clavos en las palmas,  y pa’ ello el fin de semana pasado, Cinco Villas abrió de par en par gratuitamente la puerta  pa’ dar toros, doma de caballos,  bailables hispanos y mexicanos,  la plaza  más bella de México se iluminó como un lucero, copada hasta las arracadas, ¡vamos!, no cabía ni un suspiro en el graderío.

Entre toda esa rotundidad de taurinos, una  pregunta fue la constante de toda la tarde, si la gente ya no acude a las plazas de toros ¿Cómo le hizo la empresa de Cinco Villas pa’ lograr lo imposible?, esta pluma concluye que esto se debió a que todo lo que se ha hecho en esa plaza, ha estado bien hecho; novillos con edad, trapío y en puntas,  novilleros interesantes, buen barajear a la hora de armar los carteles, una masiva, contundente y bien dirigida publicidad, un horario idóneo pa’ ese tipo de festejos, y por supuesto, un apasionado idilio con la fiesta, ¡por eso! llenaron la plaza hasta el reloj.

Y hablando de plazas,  la otra, la que está en el ombligo de la ‘Ciudad de los Temblores’ ya se le andaba haciendo tarde pa’ conectar la aspiradora de millones y por eso anuncio, que todo el anuncio del elenco todavía no está completo y solo adelantar que parecerá que la base de los carteles no va a ser la de la fórmula atractiva con dos toreros extranjeros, pa’ lo que se haría  indispensable sumarle a los amos del toreo Enrique Ponce y Julián López nombres como los de José María Manzanares,  Alejandro Talavante, Cayetano Rivera Ordoñez, Diego Urdiales, Alberto López Simón, Paco Ureña, Antonio Ferrera, Pepe Moral, José Garrido y es que sin esos, a los tacos les faltará la crema que forma parte del atractivo, sobre la conformación de los carteles todo indica que los van a dar a conocer armados imitando a la Plaza de Las Ventas, que lo que da es un feria en treinta días y no una temporada en cuatro meses, de ser así, que necedad por parte de  la empresa de cerrarse el poder moverse libremente con las repeticiones  justas y atractivas.

 Hasta ahorita la apuesta para darle atracción a la temporada azteca, la están moviendo algunos vientos  en torno a que así como un 12 de diciembre guadalupano, Juan Diego se convirtió en noticia, ahora ídem lo sea ‘Pepe Tomy’,   dicen que éste jueves venidero a las 6.30 PM en el ruedo de la plaza con Solo por Invitación / Formal (así dice la susodicha)  pa’ los pocos profesionales que hay en los medios,  los incondicionales que son los más, los amateurs, y los cuates, se sabrá hasta donde da el ayate de la fe, la esperanza y la caridad.

Y solo ponerle puntos a la íes, a esta idea de una ‘Corrida Mounstro’ con el subrayado de los sismos; la primera consideración sería, si el lobo con piel de oveja ‘Pepe’ Tomy’ va a venir arrodillar a la Plaza México a imponer sus condiciones, que más bien son impotencias de torero a torero, contra su majestad Enrique Ponce y por ello lo excluye pa’ así evitar ser enjabonado por el valenciano, pues así la cosa ya va mal, lo que además sería una enorme falta de respeto al maestro  que en las temporadas flacas siempre ha apoyado con su solidaria participación, mientras que el galapagueño  menosprecia casi siempre a la Plaza México, pero bueno, ahora anda aflojando el cuerpo buscando ponerse en condición pa’ su temporada española a la que debe llegar a plenitud, así que matar un toro mexicano le va a venir de dulce, pa’ afinar temple y orear un vestido.

 Tampoco es correcto referirse a una  ‘Corrida Mounstro’ sin la mitad de estos que son Enrique Ponce y Morante de la Puebla, y ¡sí!, pudieran traer a ‘Juli’, a Manzanares y a Hermoso (¿a ver en qué lugar sale ahora el ventajoso navarro?, al que aunque no le cuadre debe abrir plaza), a menos que a la mera hora sea un festival en el que por los tricolores  a la usanza  chinaca, pasen lista Eloy Cavazos, Jorge Gutiérrez,  ‘El Zotoluco’ y  Guillermo Capetillo, o irse en cualquier modalidad con ‘El Payo’ y Saldívar, con lógicas posibilidades por la cercanía con uno de los hombres fuertes de la  empresa y dos más que no sería prudente pensar en los hermanos  Adame, después de la cuarteada temporada pasada que tuvieron donde dejaron más fracturada su imagen que un edificio en demolición, lo que sería debilitar la estructura del festejo, cuando de lo que se trata es de fortalecer los cimientos económicos…bueno, pero ya sabemos que aquí los plurinominales no son de mayorías sino de imposición.

Y figuras españolas; es tiempo de sacar el pecho, no de ponerlo, pa’ que les cuelguen medallas, el torear esa corrida no es ningún mérito, mérito hubiese sido que con los millones de dólares que se han llevado por tentar de luces y matarle la bravura al toro mexicano, devolvieran aunque sea un pilón pa’ la causa damnificada, pero sacar de la bolsa, ¡duele!, por eso optaron por un festejo el que  les va redituar en reflectores y es que en esto, no se da paso sin huarache, bueno, no giremos el molinillo que la leche todavía ni hierve.

Y a las porras que seguramente ya tienen planeado colgarle al ‘Pepe Tomy’, su herradura con florecitas silvestres, y regalarle en muestra de agradecimiento  una canastita con alegrías y pepitorias ¡ni lo hagan!, porque si el galapagueño viene, no es por ayudar a la causa, es por joder al Rey de la Plaza México, Enrique Ponce, y esto lo hace por rajado, cerrando los ojos para no ver,  que los toreros cabales como Belmonte con Sánchez Mejías, ‘Manolete’ con Dominguín, Garza con el ‘Soldado’, Camino con el ‘Cordobés’, las diferencias taurinas las dirimían en los ruedos, no huyéndole al enfrentamiento cobardemente.

martes, 3 de octubre de 2017

SE NECESITA UN TENDIDO 7


Por Bardo de la Taurina
Con uno de los climas de mayor desánimo que se recuerden en el ambiente, está por inaugurarse, el venidero noviembre muy cerquita del día de los difuntos, la temporada  de toros en la Plaza México, un serial en el que de entrada la empresa se ha hecho eco  del sentir de gran trozo de la afición en cuyo gusto ya no está José Adame como pa’  el honor  de inaugurar el ciclo de invierno, mismo que de cara a el serial nos pone  la disyuntiva de lo beneficioso que sería pa’ la fiesta el que en el graderío de la plaza existiese  un grupo, porra, peña, caterva a imagen y semejanza del Tendido 7 que opera en la Plaza de Madrid.

Desde que las cosas empezaron a ya no marchar como debieran en las plazas de toros, tuve  la certeza que una gran tajada de la responsabilidad de que eso estuviese sucediendo era causa de que había llegado la blandenguería a los tendidos, a cubrir  con un velo de tul rosita, el medio que ahora ya nada más es medio taurino, en una Fiesta Brava que por su propia naturaleza debería de ser bravía, más como ya todo está malbavisqueado pues se requiere urgentemente que lo que se pueda apuntalar se haga y tal vez en orden de importancia después del toro bravo, los toreadores enjundiosos, siga el Tendido al que hay que devolverle la no complacencia a lo turronero y eso es precisamente lo que hacen los aficionados del Tendido 7 en la plaza de Las Ventas, la que por algo es la más seria del mundo, claro que si caemos en el estribillo de que Madrid es Madrid y México es México, entonces no nos quejemos de lo que estamos padeciendo, empezando por la campaña de reclutamiento de aficionados la que ni siquiera la empresa la está pagando sino que la están cacaraqueando quienes permitieron que la fiesta equivocada creciera a costa de que la gente se saliera de las plazas.

Mas como también se salió la credibilidad  ya nadie le creé al trinar de los jilgueros de la empresa  y si en cambio se está pidiendo una voz, un Tendido 7, que exprima la pus, pa’ que el tumor de la mentira y la coba quede reducido a la mínima expresión y ya sin orejas regaladas, halagos falsos, cortinas de humo y llamadas a misa, el toreo vuelva a ser semilla, sustento y fruto de la fiesta y con ello volverá la veracidad acompañada del público.



Letras y caballos para la hispanidad




El Toro en México
Por Bardo de la Taurina
Por siempre será vigente entre los dos mundos, entre las dos razas, entre las dos banderas, entre las dos culturas, entre las dos lenguas, entre las dos historias  y entre  más todo, hasta fundirse en una sola realidad que es la Hispanidad.

Sol y horizonte que se unen por mar, tierra nueva para la corona española que no conocía el maná, que desde siempre aquí había estado en forma de cuerno de la abundancia,  a la que los gambusinos españoles  llegaron por agua y la  penetraron a caballo los que venían de la tierra de la piel de toro, esa  donde también a caballo se escribió  una de las páginas más trascendentales de la historia española, la que sobre el lomo de ‘Babieca’ el caballo  legendario con Don Rodrigo Díaz de Vivar ‘El Cid’, incólume siguió cabalgando.

Siempre el caballo sin el cual la hispanidad no se entendería completa, de ahí la importancia del caballo en la historia y en la vida de quienes enarbolan la bandera roja y gualda, como también entre quienes lo hacen con la bandera tricolor, símbolos que hoy siguen estando igual de unidos a través de los caballos.

Pues bien, todo esto viene porque  hoy un joven  de caballos amador de ellos, compañero de aventuras terrestres y aéreas, catedrático en instrucción de eso, que en buen castellano se conoce como doma, charro   gallardo, intrépido y echao pa’ lante, y por si algo le faltará rejoneador de toros bravos, ese es, Joaquín Gallo, el que ahora se monta en lo letrístico y coincidentemente con la hispanidad nos entrega una aportación cultural en torno al caballo, en un libro titulado ‘Doma, Charrería, Rejoneo y experiencia con caballos’ el cual testimonia en cinco  vertientes que van;
De sus experiencias en una yeguada en Castilla la Mancha, donde nos compenetra en el mundo libre  donde nace el caballo al que nos lo muestra en su esplendor, con el primario cabalgar que le permite trotar por las praderas,  donde el  caballo aprende de la supervivencia, de la convivencia y goza de ese tener por techo el cielo de España con sus luceros y sus estrellas, que el caballo hace parte de su vida.

Son tiempos donde las distancias se surcan a través de los vientos transcontinentales, en los que los caballos se convierten en verdaderos pegasos que son guiados por  el ‘Marco Polo Charro’ que comparte con los lectores las bitácoras y las peripecias para emigrar de Europa a América.

 Llega el momento en que los equinos de altos registros están listos para el aprendizaje que lo es la doma y es aquí donde el catedrático Gallo nos comparte el plan de estudios que los caballos deben cursar, si es que pretenden brillar en sociedad.

La máxima mexicanización de caballo y  jinete, sin duda alguna, se da  en la práctica de la charrería, la que el autor como charro que es, nos la brinda sin guardarse secreto alguno, yendo de los aditamentos a las vestimentas y ya galoneado a las suertes charras ilustradas.

Y desde luego no podían faltar, los pasajes de arte y valentía que el rejoneador charro ha escrito a partir de la Plaza México, por toda la rosa de los vientos de la Fiesta Brava, en un espectáculo que maravilla cuando se ve a Joaquín Gallo  torear  a pelo sobre los lomos,  valiéndose del mexicanísimo sarape o clavar banderillas a dos manos en una aportación mexicana al mundo del rejoneo, no hay duda que estamos ante un espectáculo que en España va a gustar tanto como un ‘Caballito de tequila’.

Un libro como ‘Doma, Charrería, Rejoneo y experiencia con caballos’  no podía tener mejor punto de venta que la Librería Tauro la del Centro Histórico, ahí en Justo Sierra # 30, en el mérito corazón donde nació la hispanidad y ya  ahí,  aprovechar a unos pasos pa’ conocer el nuevo corredor del Templo Mayor, admirar  la zona arqueológica con sus descubrimientos que se pueden ver a través de  vitrinas subterráneas  instaladas a nivel de  la calle peatonal, la que concluye frente a la cantina centenaria por antonomasia que lo es ‘El Salón España’. ¡Salucita!



lunes, 2 de octubre de 2017

CINCO VILLAS, LA AÑORANZA NOVILLERIL


                              
Se llama  Luis Marco Sirvent, hijo de un combatiente e inmigrante español, que primero en la República Dominicana y luego en México, le volvió a ver el sol a la oscuridad de la guerra  civil, que pa’ Don Gabriel Marco Duesca  se convirtió en infierno hasta tierras galas en  aquel campo de concentración  de Barcarés, al que sobrevivió enfundado en un carácter fraguado a fuego,  cuyos genes de herencia al descendiente Don Luis, lo tienen convertido en un aguerrido e indomable hombre de ideales, incapaz de doblegarse a los embates  del nacionalismo exacerbado  de un México que hoy más que nunca requiere  de acciones y de festejos taurinos.

Don Luis es el engendrador del albero más hermoso de este país que lo es, el de Cinco Villas, en el que se reveló como el innovador de un concepto de hacer  fiesta ¿cómo la logró dar? con ese trinomio  en extinción que es  la afición, el amor y la pasión, sin que en ellas medie el interés económico y más aún, abriendo el grifo de los millones pa’ que de él crecieran las semillas del porvenir torero; los  novilleros.

Ahora esos futuros girasoles de la Fiesta de Toros y Toreros, los más  tiernos que ya se presentaron en la Plaza México y los otros que están un poquito más madurillos, esperan  turno, amén de que les faltaron tardes en Cinco Villas, esas donde aprendían a sobreponerse a la presión del público exigente y del novillo con edad,  pero lo más lamentable, es que ahora no tendrán a donde  seguir creciendo, el invernadero, el que daba frutos todo el año permanece cerrado.

 Esta es una fiesta  de indispensables, como lo es el toro con bravura y trapío, los novilleros con enjundia, las figuras, los excepcionales que son los ídolos, que todos con su ausencia  mayoritaria  han ahuyentado desde hace tiempo al público, al punto que  prácticamente el único imán de taquilla es un chavalillo Cristóbal Arenas ‘El Maletilla’, al que en Cinco Villas le han dado festejos visionarios, apoyadores, cuyos frutos, ahí están.

La pregunta ¿por qué  no existen más artífices  empresariales  como en su momento lo fue Don Luis Marco Sirvent? Porque los demás olvidaron que antes de saborear las mieles, había que sembrar y criar el maguey lo cual no se hizo y por eso el aguamiel ya casi no se disfruta, bueno, en Las Duelistas sí, en el barrio de San Juan desde donde levanto mi ‘Tornillo’ implorando por qué un día Cinco Villas  vuelva a ser el semillero del porvenir.



domingo, 1 de octubre de 2017

Los teloneros se vienen pa’ abajo, ¿será un presagio?


El Toro en México
Por Bardo de la Taurina

En el libro de las desgracias de este país, que ya casi hace quinientos años fue invadido por los hombres blancos y barbados que venían de la isla caribeña  de Colba o Cubanacan, que no es más que lo que hoy se conoce como Cuba y que tan ligada ha estado  con México desde siempre y que de alguna manera se puede considerar como una telonera  en lo que a invasiones españolas se registraron, aunque no hace falta subrayar, que en ningún sentido se podría comparar Cuba con México, dicho esto con el más amplio   respeto, partiendo  del comparativo territorial de que México es docenas y docenas de veces más extenso  que la isla de la guantanamera, desde donde  se embarcaron  los primeros toros bravos de nacencia española que llegaron a México entrando por Veracruz, seguidos de los puros o ‘habanos’ que forman parte del ambiente de la fiesta y mucho tiempo después nos mandaron a Ángel Vázquez ‘El Cubano’ que se convirtió en empresario o más propiamente capataz de la Plaza México, al grado que a partir de ella, empezó a prostituir la fiesta a secuestrarla y a tratar de adjudicársela como si fuera de él o de sus patrones.

Vázquez de procedencia gallega entre otras cosas ‘impuso’ contratar a los toreros por mes, entre más acciones denigrantes, siguiendo con lo cubano también allá le adjudicaron al inmenso ‘Compadre’ Silverio eso de ‘chico tu eles la muerte’ en alusión a su  fealdad que acentuaba con su cráneo rapado con navaja del cero con el que llegó a torear a Cuba y esa acción la toma el inmenso Agustín Lara y la incrusta en su famosísimo pasodoble volviéndola anclaje con aquello de Silverio ‘Tormento de las mujeres’.

Bueno vayamos con los teloneros que es como la afición etiquetó a los novilleros que actuaron y están actuando en esta desairada temporada, que por si algo le faltará, era que metafóricamente  le cayeran piedras del cielo  y vaya que le cayeron a la capital mexicana con los sismos recientes  los cuales han sido tan catastróficos en todos sentidos, y sobre ese capotazo de ayuda que muchos esperaban, la torería lo diera de inmediato, decir aunque irrite que hoy no se tiene media docena de toreros mexicanos que sean imán de taquilla pa’ conjuntar un cartel productivo,  que siquiera meta un  tercio, un cuarto de gente al graderío monumental, duele y puede molestar pero así es, además quien va a estar de humor o con ánimo pa’ ir a la plaza de toros, ¿Solidaridad? ¡Sin duda alguna! que ya toda la afición participo y está colaborando con la causa, ¿a poco nos íbamos a esperar a que la torería se decidiera a dar el paso, luego entraran a la rebatinga por un puesto entre seis pa’  así  anunciar un festivalito y luego jugarse el albur de que la gente  comprara un boleto de ayuda?

 Y aquí sí quiero aclarar que lo del matador  Enrique Ponce es muy diferente, él va a venir a torear cumpliendo con un contrato que previamente ya tenía firmado, le van a pagar y como es su voluntad, se va ir a un centro de acopio o a una ventanilla bancaria y  endosara su cheque en pro de los damnificados y solo desear que sus cuates picudos lo orienten pa’ que haga el movimiento a través de la cuenta de TELMEX  que es la que reditúa por cada dólar donado cinco en automático.

Volviendo con los novilleros teloneros nombre este que proviene  del teatro donde artistas de menor jerarquía suben o abren el telón pa’ calentarles el ambiente a los artistas y/o toreros estelares, ¿sería esta la razón por la que la Plaza México dejó pasar el tiempo óptimo pa’ dar la temporada de novilladas? pensando en que los chavales le servirían de edredón al ambiente previo a la temporada de invierno a propósito del serial no es un secreto que  los  Adame quienes en la Plaza México andan en números rojos desde la temporada pasada, hace unos días en Madrid  se convirtieron en incógnita y si no los traen habría que restarle dos nombres al elenco.

 Pero no  seamos pesimistas sino por el contrario, así como España le echó la mano a México con sus rescatistas, ahora bien lo puede hacer con sus toreros consagrados y con los nuevos que serán una atracción interesante.
Así que si la Asociación Nacional de Matadores quiere colaborar a rescatar el ánimo, el entusiasmo  y elevar el interés de la fiesta  a la de ¡ya! debe quitar la limitante castrante en la confección de los carteles, fuera candados, libertad absoluta en todas las plazas y en todos los rangos  pa’ montar festejos con mayoría y aun con totalidad de extranjeros que de todas maneras los actuantes nacionales seguirán siendo mayoría con los banderilleros y picadores ¿o que acaso ellos no son toreros mexicanos?,  ya no son tiempos de proteccionismo y sí, de que los puestos en los carteles se ganen por atracción, no por decreto.

¡Ah! y si no se quitan los candados ¿cómo se va dar la encerrona de la despedida de Enrique Ponce, cuando se tengan que dar?

En fin, ojala estos últimos tiempos  de vida que le quedan  a las Corridas de Toros en la Ciudad de México, sean interesantes.