Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

miércoles, 21 de septiembre de 2016

UNA COSA ES VER Y OTRA, SABER VER


El domingo en la plaza un joven me decía - Yo quiero ser periodista. - ¿Y sabe lo que es ser un periodista? - Pues el que dice lo que ve en los toros - ¡No!,  cualquiera puede ver un festejo, pero no cualquiera sabe verlo - Es que yo he visto que muchos escriben. - ¿Ah, sí? - ¿Que usted no los lee? - Pues como a uno o dos, tal vez tres - ¿Por qué a tan poquitos? - Pues porque el toro no es de cantidad sino de calidad y eso es algo de lo mucho que se requiere pa’ ser leído - ¡Ah caray!, ¿qué se necesita entonces para que a uno lo lean? - Antes que nada tener un nombre, un crédito, credibilidad y que sus letras sean publicadas en periódicos de prestigio, en webs y blogs reconocidos donde sus letras previamente pasen por un jefe de sección y posteriormente por un editor y que la junta de dirección apruebe lo escrito en base a calidad, veracidad, originalidad, en fin una serie de requisitos evaluatorios y algunos otros detalles, eso claro en los medios respetables e importantes que a decir verdad, son los únicos en los que la gente cree y realmente son los leídos. -

 Es  que yo veo que hay muchos lugares donde salen cosas de toros.- Mire, ya lo dijo usted hay muchos lugares como los hay en el estacionamiento del Estadio Azteca a lo mejor 20 o 30 mil en donde se ven carcachitas, los de medio cachete, los pasados de moda, los hojalateados, los despintados, algunos que parecen chocolates y también otros que dan el gatazo, sin faltar algunos aceptables y en cambio si usted se va a la avenida más grande de la CDMX en  frente al Teatro de los Insurgentes usted vera un aparador de tal vez unos 10 o 15 m. por otro tanto de fondo donde cabrán una media docena de  automóviles entre ellos;  Ferrari, Lamborghini, Lotus, Bugatti, Aston Martin, Porche, ¿cuáles preferiría usted admirar?,  ¿los que hay por montones o los muy selectos?

 Sigue el aspirante  -También veo que en los portales se escriben las crónicas mucho más largas - Mire jovencito ahí le va otro ejemplo que prefiere usted leer ¿la robusta y aburrida Sección Amarilla del Directorio Telefónico? o la compacta e interesante   novela ‘El Sueño de un Maletilla’ de la autoría del matador Lorenzo Garza Gaona - ¿Alguna recomendación para ser objetivo a la hora de escribir? - Pues aléjese lo más que pueda de adquirir compromisos con personas que tienen intereses dentro del toro y por supuesto cero de lambisconería y entonces no tendrá ataduras para la libertad de pluma.
Arte Mundo Toca

¡Caray! que pronto el ejemplo nos pone la muestra de lo expresado, cuando por ahí me dijeron que igual que hace ocho días las teclas dudosas le regatearon el triunfo  a Miguel Aguilar, disque porque su animal estaba chico y en escritos, sobre lo de esta semana por el carril del despiste se le escatiman méritos al novillero más interesante que en los últimos años se ha presentado en la Plaza México, Ricardo de Santiago,  del que todos recibimos invitación pa’ volverlo a ver en cuanto se presente y hablando de lo importante que son las novilladas sin caballos, las que me dan la impresión que aquí no se han terminado de comprender, sobre todo en su esencia medular que para mí menda es el proteger física, moral y profesionalmente a quienes tienen madera pa’ seguir adelante y que si no fuera por esos festejos, lo más probable es que la edad, bravura y estampa de los novillos reglamentarios para la México, que es de tres años de edad con un mínimo de trescientos cincuenta kilos, los podrían hacer tropezar y un fracaso, cornadón o fractura  en un joven que apenas despunta anímicamente, puede ser decisivo en su carrera, por eso este mismo proceso se está llevando  en España donde por cierto el 2 de octubre en las Ventas de Madrid, llegara a la final el mexicano Alejandro Adame en un festejo matinal que se realizara a las 11.00 am como sigo pensando, se deberían de realizar los festejos aquí.

domingo, 18 de septiembre de 2016

ACLARANDO PARADAS Y DECLARANDO POSTURAS



Un aficionado Don Joaquín a través de <desolysombra.com> asentó que antes el Bardo y sus letras eran sinónimo de rebeldía y que ahora está punto de volverse ‘Totalmente Palacio’, (Que si lo soy, porque ahi me ajuareo) con ello me da la oportunidad  de reiterar que estoy lejos de usar los medios y las redes sociales, ya sea como incienciario  melcochero o como  francotirador para atacar, lo que no se debe de atacar solo por el hecho de llamar la atención.

Y  comento; que esta es una columna que  básicamente se ocupa de la crítica, la opinión, el análisis, lo anecdótico, las remembranzas, el futureo, y ya metido en el menú acepto que no cuento con un departamento de promoción  ni menos con un almacén de disfraces, ni área de maquillaje   en donde a un toro le ponen kilos, le pintan  bravura, los hacen mayores de   edad y cuando sale  con  pitones rasurados no lo ven y por supuesto en el armario  del engaño  visten de figuras al más enclenque de los toreados con el agravante que como esos, son miel en penca, pues son a los que le dan más coba que a una vedette encuerada.

Y es en la ausencia del turrón, donde radica y lo digo sin modestia, el poco o mucho valor de estas letras,  sé que al leer esto podrán decir que el Bardo carece de humildad y por supuesto que sí, es más, me repugna que el término sea usado para untárselo a aquel triunfador que da la vuelta al ruedo con dos peludas (orejas) bañado de humildad, ¡no señores!  En el toreo todo debe de ser grandeza, ¿Qué acaso no se han dado cuenta? que los matadores visten de seda y oro pa’ oficiar y que eso no tiene nada que ver con la humildad, que en su naturaleza real es muy respetable. ¿Que no  se han dado cuenta? que el arte y el valor con el que se conquistan los triunfos  se logra con con la enjundia del orgullo  y no con humildad.  ¿Qué no se han dado cuenta? que crear un toro de lidia es un orgullo y no tiene nada que ver con las mazorcas que humildemente se le dan a un cerdo. ¿Qué no se han dado cuenta? que una empresa se eleva con sapiencia y orgullo y no con la humildad de un tianguero taurino.

Aclarado todo lo que no necesitaba aclaración, solo agregar que la comidilla previa al festejo capitalino lo fue la actuación del Adame que estábamos esperando Luis David el que se alternativo en Nimes y con su actuación plena de  enjundia la que le valió pa’ mochar dos orejas, les ha metido un tortazo a quienes lo niegan en tiempo y forma, que ¡válgame la hora!, y eso que apenas empieza la ruta en la que como siga como bólido al primero que va a dejar a la zaga es al otro de la misma marca.

Luego comenté muy sabrosamente y con justicia la merecida, destacada y digna de reconocerse actitud que está teniendo en España el novillero tlaxcalteca Santiago Romero, chaval de alma guerrera al que  lo adverso no  lo doblo y si le redoblo el carácter pa’ cruzar las aguas, se dio a pasar la cachucha hasta a completar el boleto y allá anda  sorteando  la legua española, por cuya recompensa se ha vestido de yerbabuena y azabache recientemente en Albarracín, Teruel  dejando constancia que pa’ esto más vale tener hambre de triunfo que otras cosilla$, Santiago Romero un torero con sabor a romero.

Ya se me andaba olvidando que este domingo en la Plaza México, con seis ejemplares de San Lucas que por su edad y peso no requirieron que fueran al albero los hombres de a caballo: Ricardo de Santiago ‘El Cautivador’ quien con esa percha y personalidad  que se carga  enseñó un toreo sobrio, largo en los tres tercios, basado en una fórmula formada por valor, cabeza y visión pa’ encontrar toro en todo momento y con ello marcó diferencia. Y dentro de poco va a marcar un abismo.

 Otro mexicano Sebastián Ibelles anda hecho un abrigador de esperanzas y a esperar que  siga avanzando y solo decir que en diferentes momentos pegó dos de Trinchera que fueron las joyas de la tarde.

Del Colombiano Camilo Hurtado y del francés Baptiste Cissé solo decir que no dijeron nada y por eso cada un mato un novillo mientras los mexicanos se vieron con dos por piocha.

Alabado sea el Santísimo como se llenó la capilla de la plaza cuando los sabiondos tuvieron que ir a confesarse y pagar penitencia por haber satanizado al juez Jorge Ramos, con motivo de que mando más de los tres  avisos reglamentarios a un solo novillo, lo cual así lo ordena el reglamento.

Articulo 71.- inciso Vl
Si un matador no puede continuar en la lidia después de haber entrado a matar, al que lo sustituya se le empezará a contar nuevamente el tiempo en los términos antes expresados.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

¡MENTIRA! LA TARDE NO ESTUVO DE LA PATADA


Muchos ring, ring por mi teléfono rojo muleta, también por el rosa capote, la causa del tsunami telefónico era indagar sobre lo que había acontecido el fin de semana en el sumidero de la colonia Nochebuena, antes de que me aburriera contesté; que lo sucedido no me pareció nada fuera de lo normal y que eso suele suceder siempre que se dan confrontaciones que pueden provocar que los ánimos se alteren - Pero Bardo, es que dicen que el espectáculo se devaluó y que la mitad de la gente salió echando pestes sino es que hasta lumbre.- - Ni que fuera pa’ tanto y me insistían - Es que fue un desastre lo ocurrido, ¿Cómo va a ser posible que teniendo todo pa’ triunfar los chamacos de alguna forma hayan dejado escapar el triunfo? - Bueno pues así es esto del abarrote, no siempre se sale airoso, y a veces hay que apechugar y bailar con la más fea - Es que un escenario así no se merece lo que vimos y lo que vivimos, caray todo iba tan bien al principio, salvo claro a la hora de la estacionada cuando me dicen (Ramón Arce) que a  los que llegaron en cuatro ruedas se los clavaron con 150 morlacos, eso a mí no me consta porque  yo gracias a mi tarjeta de viejillo permanente, no tengo que pagar ni el humo que avienta el Metrobus.

Oiga Bardo y es que en las redes sociales dijeron que lo que esperábamos que se viera no se vio - A ver  ¿cuántas veces  he dicho que el Facebook y el twitter  son operados o usados por gente común y corriente? por lo que  sus opiniones son solo eso, opiniones, algunas coherentes y respetables, muchas cursis, otras inocentes, otras ignorantes, otras de mala leche  - Es que nos soplaron que el primo de un amigo que dice que sabe mucho  dijo; Que no le gusto lo que sucedió en la olla de concreto - Por principio de cuentas si alguien dice que sabe mucho o que su palabra es la ley ¿Qué crédito, respeto o seriedad puede tener? si se está  auto etiquetando como una persona vitupérica, además de que en este país se dice todo menos de lo que realmente  se debe decir.

Usted amigo piense ¿porque hay personas que se dedican a tejer  choros a través de sus medios personales? pues porque no son profesionales y por ende no gozan de un espacio de expresión pública, ¡lo que se llama un medio! y por ello crean sus propios muros de los lamentos, en los cuales   escogen y/o compran, a quienes los lean presumiendo que tienen más legionarios que los de Cristo ¿Entonces pa’ que pierde usted el tiempo empañándose las retinas? Y va de nuevo la burra al trigo - Es que mire dicen que lo que ocurrió dejó al recinto a nivel de feria de pueblo – ¡Ah! pues con razón pueblo chico infierno grande y que conste que  entre los dos inmuebles septuagenarios se pueden congregar a más o menos setenta mil personas, así que nada de feria ¡Ah!  y sí, ya escuche el mitote ese de que unos de los protagonistas que venían vestidos color arbitro parecían menores de edad y que no estaban muy llenitos y como que sus defensas no impactaban, eso es una apreciación  que más que personal es  tendenciosa, además siempre se especificó cuál era el nivel del espectáculo que se iba a ofrecer, un evento fresco que era propio para que los actores  dieran muestras de que están hechos, lo cual tal vez no gusto del todo, pero tampoco se puede negar que los protagonistas  desquitaron el costo del boleto y que los bravos contrincantes en términos generales se prestaron pa’ el lucimiento, el cual tal vez no fue del agrado de todos y por ello comprendo que estén amargados y frustrados los cruzazulinos con sus 3 goles y felices los aguiluchos con sus 4 balazos ¿o de que estamos hablando?,  ¿de una novillada en modalidad primaria, que algunos por llamar la atención o por joder tratan de confundir con lo que se verá a partir del 13 de noviembre en la Temporada Grande? Ahora sí que ¡No la chiflen, que es cantada!

lunes, 12 de septiembre de 2016

Volvieron los festejos a la capital Azteca

¡BIENVENIDA EMPRESA!

La plaza más grande del mundo que lo es La México, localizada en el ombligo de la metrópoli capitalina, éste domingo  abrió su  puerta de hierro, la que  permaneció trabada hasta casi  enmohecer por largo tiempo, para ello se armó un cartel operativo de tronío, Don Alberto Bailleres, el Arq. Javier Sordo y el matador Mario Zulaica, mejor, regular o lo que sea, solo el tiempo lo dirá, por lo pronto, los tres, en tercia abrieron el compás y con paso firme empezaron a conquistar a la afición presente y a la virtual, que desde la lejanía se metió al esperado suceso, el que hay que decirlo desde ‘endenantes’ había comenzado primeramente con el destape de la chistera de la que salieron un manojo de novedades, que desde un principio prometían y de ello dejaron constancia cuando las inconformidades empezaron a aflorar, lo cual fue buena señal, pues si el anuncio de la Temporada de Novilladas hubiera valido cacahuates, pues ni quien se hubiese ocupado de él.

Los grillos cantores y los jilgueros de lengua suelta al oído, le habían susurrado a esta columna que se estaba registrando harto movimiento de camiones materialistas,  los cuales entraban a los laberintos del embudo y ahí andaban como subibajas, llevando arena fresca para espolvorearla en la pandereta torera, a la que previamente la habían dejado bien niveladita,  a  las tablas y las contrabarreras  les aplicaron un rojo labial con lo que quedaron rete guapotas, al estuche en donde guardan a los toros le dieron una buena maquillada hasta dejarlos como dormitorios V.I.P., la azotea lució muy cuca con su diadema en colores españolados que invitan a llegarle a un Torres 10.

Se había levantado mucha bulla entre los aficionados y entre los solo entusiastas, ¡Qué vamos a los toros!, ¡Que ahí nos vemos!, ¡Qué te traes a la comadre! O sea previó al jolgorio se armó un mitote a la mexicana que dio como resultado que la zona de barreras se viera alegrona y la del primer tendido  copeteado, resaltando los palcos y lumbreras donde se llenó de bote en bote.

Los billetes como ustedes le dicen a las entradas en España, pues digamos que estaban como butaca de cine, comoditos, una barrerita sin sol unos 10 euros que son como $200.00 devaluados papeles y con sol como pues como 7 euros, $150.00 más arribita pues los precios más abajito, lo que sí, hablando de taquillas las señoritas expedidoras de los cartones de acceso de sol  se encontraron con que les falto práctica y nos tuvieron casi una hora pa’ darnos a cambio de la lana, el salvo conducto, ya adentro otra agradable sorpresa cero guaruras intimidadores, ni sujetos vestidos de negro tenebroso y el personal de ‘Total Safety’ muy en su papel, vistiendo de gris sobrio y cuidando el orden, sin asomo de prepotencia

El ambiente antes del festejo sabrosón, dándose abrazos los unos a los otros, como si se hubieran encontrado en Júpiter después de una ausencia planetaria, los changarros de tacos como ‘El Huequito’ más caros, ¡imposible! pues ¿cómo estará la cosa? que por lo que se paga por un ‘gringa’ (tortilla de harina con carne) y una agua de chía me zumbo una rubia en la calle de Montera y además no le tengo que dejar propina,  los puestos de birria pues como siempre, a todo dar, caldositos, hirvientes y picosones, los vendedores de puros chafas y  sombreros de cartón, pasando las de Caín  porque no había muchos turistas ni villa melones y en cambio los que vendían cascaritas  de plásticos pa’ la pañí, sí la levantaron.

Ya dentro, cuatro chavales dos de los del pasaporte colorado de los que otorga España y dos mexicanos que solo requirieron el permiso del padre y la bendición de la madre pa’ salirle a seis novillos, que traían  vigente el ISSO que certificaba su procedencia, edad y casi todos guapura, luciendo la divisa de la dehesa de Los García, bureles que no fueron penetrados por puya alguna, porque el festejo se anunció novedosamente como Novillada sin Picadores, aunque no se puede dejar de soslayar que ese tipo de novillos en algunas plazas  de la provincia mexicana pasarían cínicamente como corrida de toros, donde además si les meterían la vara pa’ asentarlos y dejarlos listos pa’ que los figurines les hagan desfiguros.

Acá  el cuarteto de chavales se los zumbaron como a colegiala de secundaria limpiecitos y sin piquetes, primero de la escuela de Sevilla Juan Pedro García ‘Calerito’ quien dio la impresión de que se espejeo con la plaza tan grandota, nunca terminó de reaccionar, salió Juan Pedro Llaguno  y anduvo decoroso, luego  un aguascalentense Miguel Aguilar y sin más y pa’ más, con su toreo nos dijo; -¡Aquí hay un torero!- y créame usted, que si es cierto. Y pa’ cerrar la lidia de un novillo por piocha otro españolito Francisco de Manuel quien a estas horas yo creo no termina de acomodarse.

Después por haber estado mejor en la lidia de concurso Juan Pedro Llaguno  lidió otro novillo en forma majestuosa, hasta que se le paso el alargue y a otra cosa mariposa, al último novillo de triunfador se hizo acreedor Miguel Aguilar al que ya con el antecedente de su primer burel lo vimos con más detenimiento, fresco como el verde de su vestimenta y con un torear de realidad juvenil y un imán pa’ seguirlo por donde se presente.

Una observación que va para la Empresa;
Sería muy conveniente y hasta necesario que al anunciar el nombre y peso del toro, anunciaran también el nombre del novillero que lo lidiará, pues por ser todos debutantes solo los conocen sus abuelitos, pues pa’ el público concretamente ayer, no se supo quién era quien, máxime a que la Empresa coadyuvo a que la confusión brotara desde un principio, esto debido a que en el boletín de Prensa que entregaron previamente, el primer espada era Miguel Aguilar, en el programa que nos entregaron en taquilla, aparece como primer espada, Juan Pedro Llaguno y en el programa de La Plaza México, (el coleccionable) dan como abridor a Juan Pedro García ‘Calerito’. Luego en la hoja programa aparece el nombre de Fernando Manuel y en las otras publicaciones lo anuncian como Francisco de Manuel e incluso en una sin el ‘De’ ¿Cuál es su nombre real? Y como los cuatro salieron como cortados por la misma tijera de guapitos, pues ni cómo distinguir.

Un ¡Que me importa!
Por largos meses nos quejamos y hasta satanizamos que no había empresarios que apostaran su dinero y que echaran pa’ lante a sabiendas de que en esta temporada novilleril van a perder parné y cuando salen tres hombres decididos a ver por la Fiesta, yo no vi que ninguna de las porras ni naiden de naiden, izara una lona o manta que dijera ¡Bienvenida Empresa! bueno, ni tampoco oí que el ‘Profe’ con sus acostumbrados gritos dijera; ‘Welcome Managers’.  Salvo en  El Programa de distribución gratuita, del Director General Fernando Jiménez M. y el Director Editorial Alfredo Flores García.

En resumen, la empresa debutante la solvento y solo queda una incógnita pa’ el próximo domingo y esa solo la despejará el meteorológico o no perdamos la esperanza de que el coempresario Arq. Javier Sordo, quien vivió la experiencia de empaparse durante cinco toros en su barrera de siempre y el director Mario Zulaica, que también sintió la humedad, recapaciten y apuesten por las doce del día.







miércoles, 7 de septiembre de 2016

LA FE, COMO EL EMBARAZO

Como todas las madrugadas, no sé como pero una llamada se filtra y es la del hombre del ilustre apellido Regueiro, el que Alberto heredó de esa figura de la Pelota Vasca, el maestro Don Máximo, baluarte del Frontón México, quien seguramente su mejor tanto lo logró con  su primogénito quien es todo un caso, hablar de los Regueiro es hablar de la historia del balompié, la que con destreza a punta de botines y tacos de cuero, escribieron los hermanos Luis y Pedro, quienes de la Real Unión de Irún, se catapultaron al Real Madrid, de ahí Pedro al Betis, luego ambos a la Selección Vasca y al legendario Asturias, pues bien, Alberto Regueiro  tomando tema de las últimas columnas referente al matador Mario Zulaica Director Taurino de Tauroplaza México, pregunta ¿Por qué el Bardo le tiene tanta fe a Zulaica? – no es que le tenga tanta, le tengo simplemente fe, porque esta es como el embarazo se tiene o no se tiene, esto lo baso en un principio lógico, que lo es el hecho de que su nombramiento proviene de parte de dos personajes preclaros en sus vidas profesionales y taurinas, como lo son el Lic. Alberto Bailleres y el Arq. Javier Sordo, quienes por simple deducción es obvio que escogieron pa’ tan peliagudo cargo, a quien consideraron el más apto, negar a Zulaica sería tanto como dudar de la capacidad empresarial de los personajes citados, además el ser una persona joven ofrece la posibilidad de que traiga ideas frescas y aclaro lo de joven, lo digo en el entendido que debe de ser brillante por lo que ha hecho y de donde proviene, mas no solo por el factor edad, pues estoy convencido que no todos los jóvenes valen la pena, como también lo estoy de que la vejez no es sinónimo de capacidad.


A Regueiro el tiempo le importa tanto como a mí los viajes a Júpiter,  así que muy templadito saca hilo pa’ jalar hebra y como quiere oír lo que a final de cuentas le digo pues ahí va, el problema de que las temporadas, que ya se ven al otro lado de la ventana sin dejar de considerar todo lo inherente se viene reduciendo a cuatro  factores, el primero que la afición quiere ver bravura y trapío procedente de hierros distintos a los que la han acostumbrado, desde luego dando por descontado que los bureles cumplan con todo lo que marca el reglamento, segundo se quiere ver a toreros comprometidos con sí mismos, entregados, enjundiosos, hambrientos de triunfo y que tengan la cara pa’ darla en cualquier tarde como si fuera la única que tienen, tercero se le deben ofrecer a los aficionados carteles atractivos y por ende bien balanceados sin mácula de compadrazgos o componendas con todo lo que ello implica, y cuarto estamos hartos de la devaluada  que en repetidas ocasiones algunos jueces le han metido a la plaza, admitiendo bureles indecorosos y dadivando orejitas de ‘a mentis’.

El señor del EntreTendido dice que no le parece que la Temporada Grande la armen desde un principio con carteles fijos, le contesto; que esto sucedía porque algunos llegaron  a pensar que el mismo patrón que se usa pa’ armar una feria como la de San Isidro que dura 30 días (+ -) podría funcionar en una temporada que oscila entre los cuatro meses, ¡Imposible!, también surge la necesidad lógica de que torero que triunfa sea repetido a los ocho días o cuando más a los quince, mi menda piensa al respecto de algunos puntos aquí enumerados que ya se empieza a sentir aplicación, como por ejemplo durante las novilladas se anuncia ganado de hierros hasta cierto punto novedosos, eso ya es predicar con el ejemplo, de los nombres acartelados algunos guardan interés por vérseles, en bloque todos los extranjeros pueden despertar ese gusto,  de los nacionales ‘pos’ pa’ que referirnos a este o aquel como los que van a funcionar, mejor esperemos que los que son robotitos pega pases y los figurines  de oropel pongan su cabecita con todo y coleta y ¿a ver si los novillos y el público no se las andan volando? Domingo 11 ¡Vamos a la Plaza México! 

domingo, 4 de septiembre de 2016

Temporada de ideas y propuestas nuevas


Lamentablemente a nivel taurino entre la torería México – Española, hoy día  no existe rivalidad en la división de los matadores, pues mientras los ibéricos en abanico caleidoscópico andan iluminando los alberos, solo tres  aztecas el batallador Joselito Adame y los majos Arturo Macías y Octavio García ‘El Payo’ traen la armadura de luces pa’ en quijotesca aventura jugarse el físico contra molinos y viento, en los del  escalón que mira al escalafón grande, solo dos novilleros traen cresta Leo Valadez y Luis David Adame, gallitos que en común comparten la pala con la que tienen enterrada la guadaña del pretextismo, este par cuando el novillo no les camina sacan la cuerda y echan andar al burel, si es necesario que las neuronas toreen las visten de luces, el librito lo traen pa’ aplicarlo, si hay que ofrendar el cuerpo por carnada pues a pagar la aduana y si tienen que estirarse ante la adversidad  pues se crecen.

Y en otro renglón espérense al próximo 11 de septiembre cuando la empresa Tauroplaza México, tendrá a bien abrirles la puerta a ocho chavales españoles que harán el paseíllo sin compañía de varilargueros y quienes si la lógica no falla, vendrán en plan de tijeras a quitar muchos adornitos a los de aquí y estas contrataciones en vez de que ericen a los chauvinistas, hay que verla como el termómetro que nos servirá pa ’abrir las pupilas y ver cuál es la real dimensión  de los de acá y decir que los de extranjería también van a aparecer en los festejos con puyazos.

Y por si fuera poco aunque en poca escala, la inconformidad  en lo taurino se ha hecho sentir con motivo de la estructura que la empresa Tauroplaza México presentó de frente a lo que será la Temporada de Novilladas, ustedes en España se estarán preguntando ¿jolines pero que es lo que no gusta si van a tener novilladas?, lo  que no convence a una tajada de aficionados es que se incluyera en el serial cuatro tardes sin caballos, pues no conciben que en la plaza más grande del mundo los más pequeños de luces estén presentes.

Esta columna  está siendo exigida a no rehuirle a dar una opinión, por ello decir que a este escribano le cuadra el rubro,  porque creo que es necesario que a los chavalillos  se les vea en faena torera en plaza grande, lo que no necesariamente se tendría que dar en día y en horario similar al de los novilleros que ya andan en otro grado superior, pues lo lógico sería marcar diferencia. Desde el punto de vista lo que a mí menda le hubiera parecido más conveniente,  es que la oportunidad que se les va a brindar  a los querubines, se les debió de haber dado en la misma fecha de las cinco  novilladas de la fase 2 agregando un festejo  y  darlos en la modalidad matutina que  se conoce como ‘El Toro del Once’, si esto se hubiese manejado así  las molestias ni hubiesen aparecido.

Antes de dejar el punto solo asentar que además se podrían haber ajustado las novilladas con caballos y sin caballos,  arrancando el 11 de septiembre y  finalizando el 30 de octubre, así no se hubiesen empalmado con la Temporada Grande que es otra de las molestias de la gente,  aclarando que esto es solo una opinión pues obvio no estuve en el laboratorio donde se cuajó la pócima experimental y por lo tanto en cuestión de detalles y causas por la que se decantaron por el calendario presente las desconozco, pero no tanto como pa’ no darme cuenta que mucho del ruido proviene  de los  inconformes profesionales, los que a final de cuentas ni con fechas distintas, ni con un horario, ni con otro van a ir a la plaza…pero así es esto, como las llamadas a misa. 

El  Dr. Jorge Uribe Camacho quien es el médico oficial de la Asociación Nacional de Matadores, aparte de un taurinazo de dinastía la que le viene de su legendario progenitor Don Jorge y de su hermano Ángel los que ejercieron funciones de taquilleros en la Plaza Monumental, por ello cuando esta familia habla, lo hace siempre viendo por la fiesta y en ese tenor fue que  el Secretario General de la Sociedad Internacional de Cirugía Taurina Dr. Jorge Uribe Camacho le planteo al matador Mario Zulaica director de Tauroplaza México, la idea de que a partir del arranque de la próxima temporada se considere el que los adultos mayores, que en la espuerta traigan más de 68 años y que vengan acompañados de otra persona entren gratis a la plaza, la idea no requiere de más para ser aceptada por parte de la empresa que de voluntad, claro, los flamantes mandamases del consorcio tendrían que hallar la fórmula que no altere su obligación con los poseedores de Derechos de Apartado y desde luego con sus intereses económicos, más la plaza es tan grande y es sabido que solo excepcionalmente agota los asientos, que sin duda habrá forma de que esta beneficiosa idea vea la luz y si los abuelos acuden acompañados de los nietecitos, pues que mejor.

miércoles, 31 de agosto de 2016

BELMONT Y LAS LUCES DE JUANGA

                                                                            Arte Francisco Álvarez
La fiesta nos une y por ello es oportuno recordar al  artista que en los más recientes cincuenta años alcanzó la máxima idolatría y fervor popular de todo un pueblo, como lo fue Juan Gabriel el de Parácuaro Michoacán, del que como artista y símbolo de la musicalidad mexicana, no se necesita subrayar más, pues bastaría con decir que el incienso se lo gano nota a nota, canción a canción y como interprete recordar aquella noche de gala cuando en Madrid se llevó las palmas en recompensa al sentimiento que le imprimió al Huapango Torero (Tomás Méndez) y ¿cómo no recordar? la admiración que el ‘Divo de Juárez’ sentía por ese torero significativo que lo es Ernesto Belmont y quien siempre será ejemplo, que en esto del toro, la enjundia y el carácter son simientes de la torería,  a la que Belmont sumaría su innegable personalidad y ese conectar con la gente en un suspiro, como sucedió aquella tarde de 1987  en la Feria de Uruapan, cuando con motivo de que en la plaza no cabía ni un clavel más, Juan Gabriel y ‘La Tariacuri’ tuvieron que acceder a las barreras por medio de una escalera que les colocaron en el callejón, recuerda el matador de la eterna sonrisa que ‘Juanga’ llegó con un sombrero michoacano y su rebozo ¡Faltaba más!, Ernesto Belmont le brindó el toro al que desorejo y previamente el sombrero purépecha rodara a sus pies,  la amistad había nacido como por arte de magia y de ahí con motivo de la presentación musical en la Plaza México, del amo del Noa – Noa, se le ocurrió a Ernesto, que la publicidad girara en torno a la tauromaquia y así Belmont dirigió las tomas fotográficas en las que Juan Gabriel, luciera aquel terno precioso de las tardes de gloria, el Obispo y Oro, de cuya casaquilla al portarla exclamó - Esto pesa demasiado - a lo que Belmont le contestó con un; -Imagínatela con el miedo, no la aguantarías -.

 Previo a la presentación el torero le explicó detenidamente al cantante la simbología y el respeto que merece la fiesta brava, el hijo pródigo de Juárez quedo vivamente impresionado al hallarse en el túnel de cuadrillas el cual el matador hizo que lo recorriera solo pa’ que sintiera el cante, lo que  impresionó de tal manera al artista que conforme se iba acercando a la boca de luz, tan  solo exclamó; - Siento que se me mueve el piso-,  luego vendría la tarde de una Oreja de Oro en Texcoco 1989, en la que si un toro  de Armilla Hermanos con 600 Kg no le perforo el pulmón, ni le quito la sonrisa a Belmont, fue por puritito milagro  y eso había que celebrarlo y pa’ la ocasión la mejor manera de hacerlo, era en barrera de primera fila del palenque, donde micrófono en mano Alberto Aguilera Valadez que era el nombre real del autor del ‘Amor Eterno’ le dedicara al toreador su actuación y ya después vendrían como en faena grande, una tanda y otra y otra de coñac, ni hablar las figuras, con las figuras.
   Arte Luis K

QUE CHILLE EL MARRANO
 Me  preguntan ¿cómo los políticos controlan a los manifestantes anti toros? – Pues aventándoles  sus ‘guajolotas’ de tamal verde o de mole con su buen trozo de carne de puerco, el que consiguieron  después de los mazazos que le metieron hasta reventarle el cráneo  al marrano y luego con un cuchillote que más bien es un machete le atraviesan la yugular al cerdo hasta desangrarlo en medio de los más espantosos chillidos y de ahí al tamalito, con los de mole la cosa es distinta pues esos los preparan con la carnita blanca y tiernita de los pollos que crían en estrechísimas jaulas y luego los pasan por una banda eléctrica,  en donde los electrocutan hasta que sus ojitos se les ponen blancos y a darle que es mole de olla, y esto me lleva a pensar que si esos especímenes creen que los animales son sus hermanos, los quieren como tal y exigen el mismo trato igualitario que a los humanos, pues el hecho de comérselos en ‘guajolotas’, tortas o tacos los convierte en caníbales ¿O no?