Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

miércoles, 26 de abril de 2017

JARAL DE PEÑAS A LOS CUERNOS DE LA LUNA

                          

El domingo de atrasito en la feria de San Marcos, la que musicalmente un chileno Juan S. Garrido la vistió de popularidad. Don Juan Pedro Barroso flamante  criador de toros de lidia que es una especialización  que va mucho más allá de ser ganadero, mandó  una corrida de toros, que no de búfalos ni de cabezas espanta lidiadores, lo que sí en esencia y en balance, era un encierro que va a marcar diferencia con los que salgan y con los que han salido años atrás, la aseveración no cuesta trabajo, pues el respaldo es contundente dado las  turbinas que traían pa’ que despegaran los toreadores a los cuernos de la luna, los toros de la sangre emblemática, unos más y otros mucho, fueron VIP  como el  lidiado en tercer sitio por el peruano Andrés Roca Rey, ‘Bable’ un toro bien cortado, casta  y bravura en las credenciales y diploma en la academia del torero para el grado que cursa y cuando se da alimón el éxito entre toro y torero la sociedad se reparte a tostón, lo que es mucho por donde se le quiera ver, a Diego Silveti le salió la bravura del segundo ‘Cudillero’ que traía una lectura pa’ la partitura que pedía leer abajo pa’  poder subir pa’ arriba, que es donde estaban las orejas que eran de oro y se hicieron de carnicería, le salió  en quinto lugar ‘Tío Julio’ muy bien ayudado en su ropaje, largo, franco, que debió de haber sido exigido hasta que el de la dinastía hubiera cincelado su nombre con letras inolvidables, lo que no todos dicen sucedió   y no olvidemos el primero de la tarde  de Arturo Saldívar, ‘Sidrero’, claro y con emoción que buscaba  le sacaran la bravura a relucir, aquí queda esto como una constancia a Jaral de Peñas, por un encierro que traía unas ocho orejas y algunos rabos listos para irse al taxidermista y eso sí es digno de resaltarse y por ello lo hemos hecho amén de que uno de sus toros en representación de todos, se adjudicó la encomienda de regresar indultado a la ganadería a platicar el triunfo.


Un indulto es algo muy serio y no exento de polémica y lo es, porque lleva implícito muchas cosas, que van desde el buen juicio del juez que dio el veredicto, sobre él casi siempre cae un rosario de sospechosismo, de porque lo hizo, la posibilidades son múltiples, empezando por la más natural que lo debería de ser en orden de importancia; que el toro se lo merecía, saltando a que el juez se dejó presionar o por el público o por el empresario, lo que a su vez llega hasta a considerar el interés que el ganadero tiene de conservar ese toro, para mandarlo a padrear y la decisión u opinión del matador en turno la cual también trae implícita varias variantes que puedo pensar arrancan en que el torero no se sienta confiado con la espada y no quiera echar a perder la faena, arriesgando que el acero le juegue una mala pasada, aunque esto implica que salvo muy contados casos, el triunfo sea compartido en la misma proporción por el toro y el torero y aquí continúan las disyuntivas y la respuesta o postura a ésta situación, mi punto de vista, va en el sentido de que los toreros van o apuestan mayoritariamente por bailar el vals en pareja antes de correr el riesgo, que va implícito, me voy hacer una pregunta o varias en voz alta, que pueden resultar incomodas, ¿están los toreros capacitados como pa’ juzgar qué toro merece el indulto? Y va otra ¿le interesa a los matadores conservar la vida de un toro? Lo cual implica como ya se dijo de alguna manera, quitarse el dulce de la boca o compartirlo, yo creo que no, pero también creo que ya no existen esos toreadores tan sobrados de sí mismos poseedores de un  celo que no les permita compartir el triunfo y que a la vez sean capaces de dar el paso a la gloria, al águila o sol jugándose el todo por el todo a un volapié como lo haría un  estoqueador cañón como lo fue Antonio Lomelín, sin dejar de considerar que provoque el enojo del ganadero y en los días de su vida vuelva a ver un pitón de ese hierro ¿verdad que un indulto es algo serio?

lunes, 24 de abril de 2017

La invención por inventarse, ya se inventó.

Quienes son afectos al ‘chismógrafo’ (Facebook, twitter y WhatsApp) sobre el que me decía un psicólogo de cantina, es un chocho pa’ darle desahogo al pecado del exhibicionismo cursiento, con una buena dosis de mentirotas,  a través del cual  se enteró, de que estaba muy poco enterado, de cómo estaba en ‘Mexicalpan de las tunas’ este asunto al que los ‘lights’ llaman’ ‘La fiesta new age’ y me preguntaba ¿si yo sabía de esa invención que se está inventando   para que la fiesta se transforme en un invento actualizado?  -pues así como invento, no me lo pasaría por el cogote, porque esto está inventado siglos atrás y de ejercerse en México estamos hablando de quinientos años-.
Lo que sucede, que lo que sí ha cambiado radicalmente, es la gente y ellos son los que  están adecuando la Fiesta Brava  para que les ‘embone como chile’, y esto pienso que se debe a que el arte puro, no debe de ser sencillo de entenderse, bueno ni de conocerse siquiera, transición que se  da a costa de la pérdida del romanticismo, la cordura,  las tradiciones, y bueno, todo esto se reduce a que como hoy salvo los toreadores que España, Francia y Perú nos mandan y algunos del menú autóctono, son pocos, por ello se necesita darle fuerza a la flama y  ¿Quiénes más  nos van a despertar admiración e interés dentro del ruedo? con la excepción latente que provoca la evolución de la promesa a figura que lo es Sergio Flores, quien  bajo el apoderamiento de los señorones Julio Muñoz Cano y Roberto Viesca, los que con  pasión por  la fiesta y un caudal de pureza en lo ético, están logrando que el torero de Apizaco con su enjundia, buenas maneras, aroma y carencia de conformismo, vaya viento en popa.

Pero si tomamos la fiesta como un todo, en sus fracciones o aristas el volumen casi no hace volumen y por eso es que la gente  está buscando a ver dónde o conque completan el pastel, pero los poquitos nunca serán suficientes aunque en el huateque que se está tratando de inventar quieran que el confeti y las serpentinas sean kermes, pero  en realidad no son nada porque la fiesta en México no tiene contundencia en ninguno de sus tramos, salvo en el del vacío o los vacíos que ese si está lleno, por eso pienso que estamos ante una fiesta  que en mucho encajan en el concepto de los ‘Doble A’ (Aficionados Anónimos), ¿Cómo cuáles? Pues yo que voy a saber, si por eso son poquitos y anónimos y es que imaginemos  que  peso, importancia o significancia, puede tener  una pequeñísima caterva que no rebasa las cincuenta cabezas en un universo de miles.  ¡Pues nada!, es lo mismo que sucede en la cámara de diputados con sus quinientos mequetrefes, no son nada, ni representan nada de este país al que solo  ordeñan.

Más como así son las cosas hoy día, aunque no comulguemos tenemos que registrar que estamos atravesando  por una época donde una fiesta grande hay que verla con lupa para encontrarle sus valores, no así sus aberraciones porque esas afloran y perturban como escamas, tomemos como ejemplo la desolación en la balanza  que se dio durante la feria del caballo en Texcoco donde el caballero de a caballo del que más se habló, lo fue el que con su ausencia se puso en la añoranza y en el suspirar por él, Joaquín Gallo el rejoneador charro, el que con su mexicanidad  era clavado pa’ esa feria y que en su lugar a excepción de los maestros Mendoza y Santos llevaron anónimos que en vez de irle al toro, se fueron como  chivitos al precipicio, pero  ¿que se podía esperar de una empresa?  que circundaba el anillo y en volandas buscaba aplausos mientras permitía  que con los toreros aún en el ruedo en una falta de respeto absoluto, encendieran las bocinas pa’ que con su infernal ruido,  la guaracha y el merengue invitaran al bailongo en la plaza de toros y pa’ acabarla de amolar ahí estaba la novedad del toreo  mundial Andrés Roca Rey, así que si en España a donde van dirigidas estas letras le cuentan que las ferias  en México, en algunas plazas son un desastre o más bien un desmadre, créaselos, porque tristemente es cierto.

Mas pa’ cerrar no con el corazón compujido y si con el pecho inflado, compartirles que  como tsunami saltaron las burbujas en la feria de San Marcos en Aguascalientes con motivo que el ganadero de abolengo y visión periférica de lo que debe de ser un toro de lidia Don Juan Pedro Barroso, ganadero de Jaral de Peñas,  ha mandado un caviar colorado entre otros obsidianas para que se dieran un quemón  los de por allá, de lo que es una corrida de toros,  ‘Tío Julio’ que era un tío con 521 kilos a la par con el herido Diego Silveti escenificaron una obra que concluyó cuando el toro tomo el camino a casa vivito y coleando, mientras Andrés Roca Rey como buen coleccionista siguió sumando peludas.
Y hablando poco pa’ callar temprano, decir que todavía el fin de semana con plazas desairadas en los tendidos, los maestros Enrique Ponce y Pablo Hermoso de Mendoza, seguían levantando dólares en carretadas y la malagueña Mary Paz Vega no para de levantar orejas, pues así las cosas por acá donde estamos esperando entre inocencia e inconciencia, que las bombas H que llegaran de Corea del Norte, nos salpiquen con consecuencias que serán dramáticas, esto por su  colindancia con los Estados Unidos, el cual en una de esas nos inundara de inmigrantes, ahora al son del ¡no al muro! Por parte de los gringos y hablando de frontera tómelo como un mal presagio, pero a la plaza de Tijuana ya le pusieron el letrero ‘En Venta’ así que el mundo perderá a su tercera plaza de toros con mayor aforo después de la México y la de Madrid, la cual se convertirá en un apetitoso pastel inmobiliario de casi 80, 000 m2 de terreno. ¿Por qué será?

Regreso no a mi bunker, pero sí a mi inframundo.





jueves, 20 de abril de 2017

EN DURANGO APUÑALAN A LA JUVENTUD


Como aquí el borregismo  está ávido a subirse al cabús del tren, ahora  todos se asumen como  investigadores, críticos, jueces, inconformes y pitonizos,  en política y particularmente en lo que compete a las gubernaturas, las caídas y las que están por elevarse, del tema nos preguntan sobre lo que concierne a  Coahuila, donde un aficionado ganadero y empresario taurino, pretende echarse al lomo el sarape de Saltillo y gobernar, es Don Armando Guadiana Tijerina, quien va  por el partido pejeliano y es hasta donde sé,  además de que enarbola la bandera en defensa de la Fiesta Brava, la que por allá no está tan  franca, como tampoco lo está en el vecino Durango en cuya plaza de toros se celebrará una corrida el próximo 1º de mayo,  que en  libertad se verá vulnerada por que al tenerla que autorizar  de acuerdo a sus leyes, la oficina de la síndico municipal Luz María Aguilar Avitia, se fajo las enaguas  contra la Fiesta Brava y  junto con los ‘Derechos’ Humanos decretó; que al festejo no podrán asistir menores de 18 años. 

¡Pinche puñalada!, no se conformaron solo con los niños, así que aguas, porque al rato van con los viejos, con el pretexto que una emoción les puede provocar un paro (cardiaco) ¡Ojo! La decisión que está tomando la mujer política, nos lleva a pensar que Durango (capital) bajo una mano  hitleriana tendiente a  controlar el cerebro, no nada más de los niños sino de los adolescentes y en buen tramo de la pujante juventud, es una bomba en todos los sentidos, en lo que nos atañe, ahora resulta que a los violentísimos anti taurinos, a los adictos a las yerbas y a los hongos, los purificados veganos, a los del partido verdoso ecologista, ahora se les montan los de los ‘Derechos’ Humanos pa’ arrearle a la fiesta popular más antigua de este país y la pregunta sigue en pie ¿Hasta cuándo se va a seguir tolerando estos ataques?, que en Durango de lo taurino, ya pasaron a la castración cívica y de ahí a la insurrección, no hay mucho trecho.

A la reflexión sobre lo que está ocurriendo, urge  la acción y esa comienza por fortalecer lo endeble y es que como dice Don Amado Luna -fiesta light entradas light- y una de esas acciones puede resultar el volver a los festejos serios como todo indica se podrán vivir cuando florezca en La Florecita, de Cd. Satélite, la ‘Feria Toro 2017’ lo que ocurrirá en el mes de septiembre y que ya desde ahora están dando muestras sólidas de saber lo que van hacer los empresarios  José Luis Alatorre y el matador Jorge Benavides, quienes por principio de cuentas han designado en la dirección de comunicación a Mario Llano, quien con habilidad ha filtrado señales muy concisas que nos llevan suponer que  el serial será galonado con la presencia del Toro – Toro los cuales aparecerán en cuatro corridas, siendo las primeras tres bajo la modalidad de duplas, que conducirán a un festejo de tronío reservado pa’ los ‘gallos copetudos’, los cuales desde los festejos de arranque se espera sean toreros que tengan que aportar y no vayan a cobijar a algunos de esos que no torean, encubiertos en la cantaleta de que no les dan oportunidad,  pamplinas culecas, en el toreo torean los que interesan, los que desde su aparición pusieron las zapatillas en el primer escaño de la escalera y si subieron  dos  y  si resbalaron, se agarraron hasta con los dientes pa’ no caerse del todo, mientras otros  esperaran en la hamaca que una mano despistada los rescate, ¡No! el toreo no es de paciencia, es de contundencia, con la obviedad de que no se madura de  una tarde a otra, pero si se demuestra una y otra vez que se tiene con qué escalar, ojala los empresarios tengan presente esta cruda realidad, porque junto con los toros, los nombres de los de luces, serán los imanes de las taquillas, por lo pronto, ya han penetrado en la prensa y la primera avanzada publicitaria denota calidad, imaginación, arte y una buena dosis de lo que se necesita, frescura y aires nuevos en los manejos de las panderetas toreras, mayo será el mes del pregón público y esperemos que también, el de la esperanza torera. 

lunes, 17 de abril de 2017

La Fiesta, los agujeros del Gruyer



Hemos venido refiriéndonos a tradiciones, cuando la realidad es que éstas en el contexto mayor, ya son como  lo hoyos del queso, que tiene más agujeros que esencia, con la diferencia que en el manjar los orificios forman parte del todo y en cambio en la fiesta son pozos por donde se nos está yendo lo mero medular, aunque algunos los quieran disfrazar o traten de distraer rellenándolos con cualquier cosa, la cosa es que esto está de la ‘chifiosca’ , aquí a mi lado en la mesa cantinera  tengo al aficionado Humberto Escalante, quien a través de la tinta de esta pluma hará dos o tres años, presentó la propuesta pa’ que el tiempo de muerte asignado a los toros bravos se redujera considerablemente, enfrente está ese fino matador en el retiro Leonardo Manzano, el que imperativamente se decanta por una fiesta incruenta, libre de sangre y que desde hace tiempo debió de empezar a ser promovida por ‘Pepe Tomy’ (José Tomás)… ¿y la tradición?

Las meseras de buen chasis ahora esconden sus faroles  bajo unas blusas  de cuello de ganso por lo que un ‘compa’  con voz aguardentosa pregunta  -¿verdad ‘rorrita’ que  están recataditas por la Semana Santa?, ¿Cuál Semana Santa? contesta la otra entre el  chicle bomba y el enfado… ¿y la tradición?

Ahora vamos con su majestad Enrique Ponce quien hizo un viaje relámpago a Querétaro, Tijuana y Texcoco pa’ torear tres días seguidos y ni juntando las entradas de las tres tardes, hubiese llenado la Santa María, ahí es donde está realmente el problema, que la gente ya no está yendo a las plazas, así los empresarios se saquen de la chistera promociones del 2x1 en boletos, y lleguen al punto de distorsionar lo altruista camuflajeándolo con lo promocional (populista)  hasta regalar sillas de ruedas en pleno ruedo como hicieron en Texcoco, donde el día que el patronato pregunte ¿Cuántos llenos en la Plaza Silverio Pérez?  ¡Ninguno!... y triunfos de campanillas ya mejor ni hablamos… ¿y  la tradición?

Si a alguien esta semana le sirvió  pa’ meditar, ojala haya sido a los empresarios y si no fue así, como regalo de pascua ahí les va una posible solución que les podría servir pa’ frenar, si es que todavía se puede el éxodo de las gentes de los tendidos, primero olvidarse de lo superficial e ir directamente a lo esencial que lo son los toros y los toreros y sin salirnos del rumbo en el que andamos se buscan una Corrida de Toros cinqueños, con unos pitones como ventiladores que con solo mirarlos rasguen el viento, se anuncian tal y como retratan en el campo, se designa a un responsable que garantice que así van a llegar y a salir al ruedo cada uno de los toros, sin rasurar, lo cual podrá ser constado mediante el examen post – mortem que obligatoriamente se aplicará a los seis toros, se anuncia un juez de plaza de alto prestigio y de incorruptible ética, se hace público una licitación en la que se convoque a  matar la corrida a dos  matadores (previamente seleccionados) de primera línea y a uno de reciente cuño, los cuales irán con un sueldo base bajo correspondiente a un porcentaje de lo recaudado en taquilla + una cantidad extra por cada oreja y rabo cortado.

Se hace público y además se cumple, que quienes en el ruedo a juicio de un jurado calificado que los que no se hayan entregado con enjundia, pasión y ética, no volverán a pisar ese ruedo, como tampoco en un plazo tazado en varios años lo harán aquellos toreros que no licitaron (salvo causas justificadas), ¿Qué la medida es extrema? ¡Si lo es!, ¿Qué eso no es lo convencional? ¡De acuerdo!, ¿Qué no es taurino?  ¡No lo es! Como tampoco lo han sido muchas otras cosas que se han hecho, quieren ejemplos… empezando por lidiar novillos como toros, arrastrar a los toros con pick ups o armar carteles sorteando a los toreros en peceras de cristal como se hace en el futbol mercantil.

Esto es extremo sin duda, más quitémonos la venda de los ojos, fuera aparejos, la gente no está yendo a las plazas porque hace muchos años que no hay un imán que atraiga, ¿hace cuánto?, ¿treinta años? y no es que queramos vivir del recuerdo de Manolo Martínez o de Valente Arellano, lo que sucede que la pluma con la que se debe de escribir la historia de hoy, no tiene tinta, estamos carentes de atracciones en el ruedo, ¿hace cuánto un toro no sube el miedo al tendido?, ¿hace cuánto un torero no nos pone un resorte en las asentaderas con un muletazo?,  empresarios necesitan ustedes ponerles combustible a su máquina de hacer dinero y ese solo se produce cuando las taquillas se robustecen, nada de tocarse el corazón, las espuelas son pa’ encajarlas, si ustedes no exigen el toro grande con bravura y trapío, no el del cuentete mexicano y si no obligan a los toreros a que se entreguen sin medida, se van hartar ustedes de meter dinero blanco a una fiesta sin cascabeles y hablando de hartazgo, ese es precisamente, el padecimiento de la gente.

La fiesta es un mundo donde el evangelio debe de ser la verdad, el arte, la pasión, las cornadas, la sangre, la muerte, y si eso no se le da a la gente, los pocos que todavía asisten a los desolados graderíos ya no van a seguir haciéndolo y a menos ingreso en las taquillas, van a tener que echar mano de esos toreros a los que el papá paga su capricho (no sabemos si el capricho es del hijo o del padre) o de los señores con lana que hacen empresa y esos actuantes no van a llevar a nadie a los tendidos grandes, esto no es un pronóstico, esto es una realidad que ya está ocurriendo, esas personas tienen su núcleo, su zona de confort y punto, la fiesta grande es esa a la que las manotas de la indiferencia taurina, la están ahorcando.

La fiesta es seria, no se puede andar con ligerezas con medios toros y con medios toreros, la fiesta no se torea en el twitter, ni en el Facebook, donde se juega al turrón y al alfajor donde se mandan bendiciones y besitos, donde se hambrea exhibicionismo, donde es común un; ¡Suerte  torero bonito! Te queremos, en vez de un; ¡A jugársela cabrón!, donde ahora el cachondeo es la constante y ese se lo han tragado los toreros y por eso creen que lo que están haciendo, está bien hecho, ¡no, no, no! La cosa no es así, porque si así fuera, la gente lo aprobaría yendo a las plazas. En el toreo cada cosa tiene su lugar, por eso los ruedos son circulares, lo que pasa hoy en día es que el toro  que está en términos generales saliendo en México a la plazas y los toreros tricolores  no tienen sustento pa’ pararse en el centro y hacer que la pandereta gire al son de su solo nombre.

El toreo se ha ido por la ligera como si fuera algo convencional y por supuesto que no lo es, pa’ eso está fumar tabaco con filtro, fornicar con condón, beber café descafeinado y próximamente ver corridas incruentas.

 ¡Reaccionemos ya!

jueves, 13 de abril de 2017

YA NO HAY TAURINISMO

      
Por acá, donde desde siempre se le ha  mecido la cuna a las artes que emanan de  la expresión de rabos y orejas, coletas y zapatillas, capas y muletas, hoy parece ser que la cosa no anda muy holgada en florituras y si en cambio está boyante en preocupación,  al grado que su esencia y contenido ha dado origen a que uno de los personajes que aún gozan de popularidad en este cuerno taurómaco, que a como sea, todavía sopla, lo es Ángel Bernal ‘Angelillo’ el que tomará la más espeluznante de las fotografías de ésta década aquella del momento exacto de la patética cornada que en su faz  sufrió Juan Luis Silis, la cual fue publicada en LA PRENSA, pues  que ahora este  gitano me ha mandado a la reflexión  cuando ha expresado;  -Ya no hay taurinísimo, ahora se taurinea.- (chupe, ligue, cachondeo, poses, twitteo, como fin principal, en concreto mamonerías exageradas)  esto podría pasar desapercibido, si lo hubiera dicho cualquier comunicólogo descarrilado, pero proviniendo de la voz moruna  de Bernal, la cosa es pa’ como pa’ parar oreja, y lo es, por el hecho de que este hombre quien trae a flor de piel  lo que pasa en las plazas de toros dentro y fuera, antes y después de los festejos y si dice que la gente en una buena rebanada va a taurinear, es porque así ha de ser, y pa’ que no nos agarren fuera de base, nos comentaba el bien referido que no debemos de perderle la vista a los anti taurinos y menos darles una burbuja de oxígeno, porque estos aprovechan la más mínima rendija pa’ inflar el barullo, como lo acaba de reafirmar el holandés Peter Janssen, quien abiertamente ha amenazado con seguir su lucha profesional en contra de las corridas de toros, ataques que por el momento están invisibles en la CDMX  lo cual se debe a que el político de marras del verde ecologista el tal  Jesús Sesma, tiene apuntada ahorita la bazuca contra los delfinarios, negocio multimillonario en dólares que como orgullo ante el mundo tiene al paraíso de Xcaret en  Quintana Roo.

Ante esos focos rojos, más que encendidos ardientes, de ninguna manera se debe demostrar a los enemigos y sicarios de la cultura debilidad alguna, por el contrario, hoy más que nunca hay que tratar de que la fiesta vuelva a recobrar su grandeza  comenzando porque a las plazas salga el toro, toro, en cualquiera de sus modalidades según el festejo de que se trate, ese al que desde que se le clave el rejoncillo de la divisa, el ganadero sienta el orgullo de que el animal luzca sus colores  y aquí permítaseme sugerir se pugne por una adecuación a los reglamentos actuales, concretamente al de la capital, el cual debería de obligar a que el toro tome una o dos varas mínimas, pero verdaderas,  con el doble  objetivo de que se obligue de alguna forma a que los ganaderos manden a las plazas bravura  y el otro fin es que se revivan las suertes de quites que están casi en extinción, se debe  de reafirmar la obligatoriedad de los tres pares de banderillas,  sin trampas,  donde  si cabría un análisis, es en la suerte suprema tendiente a que ésta se rija por  número de intentos  combinados entre las espada largas y cortas,  desde luego también limitado a un solo tiempo  final, lo que ocurra primero.


 Y en otro tenor pensamos que lo que ocurre en el ombligo del país, es nada más lo resaltante, y no, por eso hay que decirle a la afición que Isaac Fonseca, quien en Juriquilla fue mandado al taller de reparaciones, con dos trayectorias que a partir de la zona inguinal una se fue hasta  los vasos iliacos y la otra se metió por el músculo oblicuo mayor, buscando asomarse a la zona peritoneal, total un cate de órdago, que no puede dejar de pasar lista, y decir que el galeno trinchón el Dr. Ramón Barragán, determinó que Isaac Fonseca en un mes ya andará rociando arte en los alberos, así que empresarios les avisamos que la promesa de la novillería pa’ las fiestas de madres, ya estará, a toda madre.

domingo, 9 de abril de 2017

Adrián… en Semana Santa


  Hoy las palabras torean en el  ruedo de la obscuridad, dónde hasta la ciencia médica pincha en hueso, no por falta de destreza y recursos sino porque los milagros son escasos.  

 En una fiesta en que lo único cierto, es que nadie es eterno,  llegas la toreas como se pueda y te vas, sin más que dejando no el tiempo sino la huella,  la que en criatura de ocho primaveras, no fue solo la de la lucha sino la de recordarnos por siempre, el que los anti taurinos no respetan, ni crianza, ni edad, ni ‘naita de na’a’ y ese sí es un cáncer de lesa humanidad.                      

 Te vas Adrián,  te fuiste ya, muerte nueva precedida también de una vida que era nueva, llena de tormenta que los innombrables te enseñaron y de ella sufriste la carencia de valores morales,  que aquí se quedan, que sangran y que abren el alma, no porque la daga fue contra un infante sino contra un inocente, el que nunca dio lástima, ni la da aún en ausencia y que hoy es vigencia pa' encender la antorcha por la lucha de la libertad de pensamiento, educación, gustos y cultura.       

 Hoy no sólo muere Adrián, muere también el alma de quiénes le tasajearon el alma, (si es que tienen) hasta debilitarla no por una causa válida, sino por una guadaña falsa que no mira a la libertad y si a la esclavitud y a la imposición de la intolerancia.           

 Semana Santa,  ¿será por aquello de amaos los unos a los otros?, perdón, no entiendo.  Y de ribete me salto a la torera eso de 'Perdónalos, no saben lo que hacen’. ¡Porque sí saben!, lo que pasa es que son sicarios que por unas monedas traicionan, hieren y matan,  ¡mal paridos!!!

Y en estas horas de luto y dolor, una reflexión o un cuestionamiento; Si esos despreciables que mancillaron en vida con sus lenguas de fuego y letras de azufre al aguerrido Adrián, son los enemigos que están afuera de la fiesta, ¿Cómo estarán los que están adentro?, malandros, bordadores, usurpadores, vividores,  cómplices, engañadores, depredadores y perdedores porque a pesar de sus arremetidas… la fiesta, aquí está.

jueves, 6 de abril de 2017

EVITEMOS NOS DESTROCEN LA FIESTA



 Vaya polvareda que levantó Luis Niño de Rivera en uno de los programas de trasnochadores, en donde convocó al representante ejecutivo de la Asociación Nacional de Matadores y a dos ganaderos más, quienes no sé si de antemano sabían el tema que el comunicador azotaría sobre la mesa y que fue el de ideas tendientes a destrozar las corridas de toros, que sería lo que sucedería si las voladas que ahí tuvieron eco por parte  de los criadores, como tratar de modernizar o agilizar la fiesta a costa de mancillar las tradiciones, comenzando por que la divisa emblemática de las ganaderías, en lugar de que se le siga colocando a los animales como es lo clásico, pa’ que los toritos no sientan el piquetito del arponcillo, ahora se les pegue, no dijeron si con engrudo como piñata o con cera de Campeche, la puya con la que se les mide en buena medida la bravura al toro, se propuso limitarla a un solo pellizco, los pares de banderillas se sueña que se limiten a uno solo y si el matador se quiere lucir colocándolos, pues entonces sí hasta tres, siempre y cuando, en lugar de arponcillos se los peguen con algún material de estos químicos modernos, sin que aclararan si se decantarían por silicón o si en la licitación de pegamentos convocarían a marcas como Resistol (5000) o Kola loka, el tiempo de la suerte suprema se reduciría pa’ evitar hartos pinchazos y en lugar del recurso del descabello se usaría una pistola neumática pa’ que al toro le metieran una descarga que momentáneamente lo dejaría noqueado y ya en el destazadero estando vivo pero adormilado el carnicero le metería una puñalada en la yugular, hay que decir que en ese afán de hacer salea a la tradición de las corrida de toros,  el matador Francisco Dóddoli, como que no entró en esa faena, los demás protagonista no precisaron si también las ideas alcanzarán el que eviten les serruchen los cuernos, si también  dejarán de herrar a los becerros (as) hasta achicharrarles la piel, no se habló del tamaño de las puyas  y tampoco abordaron que van a hacer respecto a los fierros que usan los rejoneadores donde muy bien se podrían asesorar por ‘El señor acero’ el de los largos rejones, que lo es, Hermoso de Mendoza.


Y otra de ‘telera’  el repudiable y denigrante hecho suscitado en Aguascalientes por parte del novillero Román Martínez, quien se atrevió  a mancillar el buen orden de un festejo (y por ello debe de ser vetado) al invitar a banderillear a un civil que se encontraba en el tendido, lo cual merecía que  terminara en chirona, lo que no sé si así sucedió, dado que el juez de plaza de la San Marcos reportan el permitir esa burla fue solo uno de sus vergonzosos desaciertos, pero lo que sí se supo fue que el hecho  fue calificado como ‘novedoso o curioso’ en otro de los programas nocturnales, ¿pues qué está pasando en la televisión? que todo está cuatrapeado…


Y ahora una alentadora es muy posible que pronto debute un programa televisivo vía internet, que será conducido por el comunicólogo de moda Carlos Millet, quien llevara  a su lado a  otro director de webs y fotógrafo cumbre Ángel Bernal, bueno ya soltamos la primicia y ahora a esperar que suene el clarín en beneficio de la afición, que está ávida  de saber de la fiesta en su justa medida. Y es que seamos sinceros, a últimas fechas mucho de lo que pasa en la fiesta  está pasando sin nitidez  ocultando hechos que le quitan  seriedad a la plaza, como apenas había pasado hace quince días, cuando  a un ganadero dos señores lo sacaron a la arena, como si le fueran a entregar  El Nobel de la Tauromaquia o el domingo pasado cuando  un  legendario torilero en la México dejó la profesión y le regalaron una vuelta al ruedo acompañado de su familia ¿Cómo por qué? a menos que la empresa lo haya permitido, dado que la plaza estaba prácticamente vacía…¡Reprobable!