Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

domingo, 25 de junio de 2017

Los huevos de oro

La Fiesta en México
Por Bardo de la Taurina


Pensar que con solo la mayoría de coletas mexicanos  la Fiesta va a resucitar, es  tanto como pensar que el petróleo se puede extraer con tirabuzón, equivaldría a andar despistados o no querer ver que el nacionalismo en tiempos de crisis, puede resultar contraproducente, el mayor problema de la fiesta actual es; que un sector no quiere aceptar que esto no está bien, no quieren darse cuenta de ello ¡Carajo!  No es  delito, ni ningún otro terminajo simplemente es realidad, veamos cuando a usted medio le duele el esqueleto, medio tiene el cuerpo cortado, como que medio siente calenturilla, o corre a la cantina a echarse una ‘Piedra’ o alguien piadoso le pone el termómetro pa’ medirle el agua a los camotes.
En la fiesta ¿cual es el termómetro? Pues las entradas, que nos dicen que la gente está dejando de ir a los tendidos, hagamos un ejercicio de conciencia sencillo de esos que no requieren de una radiografía, y veamos; cuando se dan carteles exclusivamente con toreros mexicanos ¿Qué porcentaje del aforo de las plazas se ocupa? La respuesta es clarísima, por lo general oscila entre un 25 o 30 %, ¿quiere un pilón?, se lo ponemos ¿qué más evidencia que eso?, ¿Cuál es el remedio? ¿Seguir repitiendo los mismos carteles con esos cinco toreros que son buenos?  Pero que no meten gente a los tendidos.  
Más el grave  problema es que los empresarios se van a cansar de perder dinero y van a tirar el arpa y entonces sí, adiós cocodrilo, por ello los ganaderos, los gremios de toreros  y las autoridades tienen que jalar parejo, antes de que los empresarios terminen cerrando las plazas por incosteables, ¿la solución? Es la del juego de ‘La Pirinola’ es momento en que todos tienen que  poner, los ganaderos tienen que flexibilizar sus precios de venta en los toros de cuatro y cinco  años, para que los empresarios los puedan pagar y jugarse el albur de que anunciando el Toro, Toro y el Novillo, Novillo mayor número de gente asista a las plazas, si no lo hacen así, mientras se sale de la crisis, si es que sale, la situación se les va tornar más crítica porque cuando empiecen a darse menos festejos e incluso a cerrarse plazas de toros a los únicos empresarios a los que les van a poder vender sus animales son a los del Mc. Donald’s.
Los gremios de toreros repito en esta época de crisis van a tener que ceder o flexibilizarse en el número de participantes extranjeros, si así le conviene  a la mercadotecnia de los empresarios, porque de alguna manera vuelvo a lo mismo, si con tres connacionales lo más seguro es que pierdan dinero, que salgan tablas o si hay suerte pues ganen un dinerito, debido a dos factores, que estando bajo el nivel de atracción, pa’ tratar de compensar los empresarios fijarán precios que aunque fuesen justos al público, por lo general les van a parecer altos, entonces la lógica dice que hay que meter uno, dos o tres extranjeros pa’ hacer que les entre dinero y así se recapitalicen y además es cuando los toreros mexicanos tienen que sacar la enjundia pa’ triunfar con rotundidad y así vayan ganando en atracción hasta que los tricolores vuelvan a ser base de carteles, lo cual lamentable en esta epidemia de anorexia, no sucede.
Y es aquí donde las autoridades también deben de comprender que el enfermo (la fiesta) necesita urgente de transfusiones de importación pues hay epidemias que no se curan con chiqueadores de ruda y una de esas es la taurina y si no pues esperemos a que la gallina de los huevos de oro un día de estos clave el pico, y en su epitafio se leerá ‘La quisieron hacer más mexicana que el guacamole y terminó en mole colorado’

De tres a cuatro en Cinco Villas
Como anillo al dedo pa’ ejemplificar en un solo evento mucho de a lo que nos hemos venido refiriendo es lo que está sucediendo en torno a un  festejo que se dará el 1ro. De julio en la llamada Catedral de la novillería, que lo es  la plaza de Cinco Villas, donde en principio estaba anunciado un atractivo festejo con tres novilleros de otros tantos países México, España y Venezuela con seis novillos procedentes de un solo hierro y de pronto la empresa modifica el cartel incluyendo en él a un mexicano más, cuya elección de espada recayó en el novillero mexicano recién llegado de España, por ética y respeto a las partes solo me concretaré a decir que las causas por las que el cartel original fue modificado, podrán quedar esclarecidas ésta misma semana.


Sólo asentar que este ajuste le va a costar a la empresa un platanal, aparte de que va a tener que afrontar situaciones que no eran necesarias, me pregunto; ¿Le quedara a la empresa ganas de seguir apoyando a los novilleros? 

miércoles, 21 de junio de 2017

LA MUERTE TORERA

                                                    


La muerte de un torero siempre será noticia como ocurrió con la de Iván Fandiño, a quien ahora llaman maestro, el que como todos tuvo su propia historia muy particular, por su origen vasco nunca le brindo un toro al Rey de España como es costumbre entre la torería, la vida se le fue en un país vecino  porque irremediablemente así tenía que habérsele ido, en la plaza francesa de Aire Sur L’ Adour,  producto de los estragos que le causó un toro  de Baltasar Ibán  cuyo pitón le reventó el hígado y la vena cava lo que le  provocó  que la sangre en un instante se le tornara color catafalco, producto de las fallidas glándulas hepáticas, a las que se sumaron los daños pulmonares y solo decir que cuando llego a la enfermería aunque vivo los latidos eran nulos, no permitiendo tomarle siquiera la presión arterial, luego se esperaron hasta que terminara la corrida  pa’ trasladarlo a un lugar a  donde se le pudiera  brindar atención quirúrgica, la que no se llegó a dar pues en el camino se le presentaron dos interrupciones cardiacas de las cuales ya no salió.

Y a lo trágico que no por ello deja de ser posible que ocurra en una plaza de toros, le siguieron una serie de hechos que ni a cual irle, comenzando por esa ‘familiaridad’ tan de acá con la que se refirieron al matador difunto, al que muy pocos conocieron aquí, a donde creo recordar solo lidio dos tardes provincianas, luego se me hace incomprensible que en plena era de la información, aduciendo ‘respeto al torero’ se haya solicitado en las redes sociales se retiraran las fotografías de la cornada  que son testimonios gráficos de un hecho real, fotos que además no llegaban ni al morbo ni al amarillismo. ¡Cuidado! no atraigamos a la  censura y menos demos pie a que los enemigos digan que esto es una barbarie, cuando la muerte es un hecho innegable.

Y por supuesto no podían faltar entre los anarquistas anti taurinos  las muestras de alegría   que les  provocó el deceso, a ellos se les ha contestado tal cual merecen lo que a otros  taurinos ‘decentes’ no les ha parecido y piden respeto pa’ los que no respetan ni a la muerte y pregunto ¿es con esa blandenguería con las que se va a defender la fiesta? ¡No!  La fiesta necesita la expresión de la inconformidad, no el silencio de los inocentes que es el que la ha vuelto débil.


Que acaso no nos hemos dado cuenta que cuando las empresas empezaron a considerarnos inocentes, por no decir pendejos a los aficionados,  fue cuando nos empezaron a meter gato por liebre, hasta hacernos tragar el toro que no es toro en edad, trapío, bravura y en ocasiones de dudosa integridad de cuernas, a lo que se sumó los toreros sobretodo de extranjería que les acomodaba ese engaño y el resultado lógico fue el abandono de los tendidos por una razón lógica, no se puede ser parte de un fraude y todavía pagar por contemplarlo.
La lucha por la recuperación de las plazas en algunos alberos, ciertamente se está dando cuando en ellos se anuncian como extraordinario lo que debería de ser normal, el Toro Toro, falta aún esas combinaciones interesantes y convincentes de toreros hambrientos de la panza o del orgullo por ser figuras a costa de lo que sea, el aplauso en vida o la muerte en el intento y será entonces cuando el público se entere de ello a través de los medios serios e independientes, que la gente empiece a regresar poco a poco a las plazas de toros.
Será infructuoso pensar que esto pueda suceder de otra manera, la fiesta de toros y toreros es de hechos, no de exhortaciones huecas, a volver a los graderíos, ¿a honras de qué? si los agraviados son los aficionados de siempre pues ha ellos se les tiene que reconquistar con nuevas propuestas y con ellas será con las que la gente vuelva a los tendidos y en esto sí tienen que colaborar todos los constructores del espectáculo, aportando cuando menos credibilidad y astucia, ¿Qué será muy complicado armar un cartel con Javier Tapia ‘Calita’ – Juan del Álamo – Ginés Marín con toros cinqueños de La Antigua?, ¡ah! ¿Cómo reaccionaría el público cuando sepa que Luis Conrado frente a   Roca Rey le mordió un pitón a un toro en puntas?, ¿los ira a ver usted cuándo los vuelvan anunciar?
¿O vamos a seguir con lo trillado?  




domingo, 18 de junio de 2017

Separando las fiestas, separamos la amargura


El Toro en México
Por Bardo de la Taurina

A Iván Fandiño

‘Morir en paz’
Autor David Haro

Si morir es dormir
la noche de la muerte
en paz quiero que llegue a mi.

Voy a quemar el fuego
hasta que se consuma
esto que hierve dentro de mi.

Antes que me maldiga 
la pasion en la nada 
quiero agotar mis ansias de ti...

******


Al Toro
Después de ver la rotundidad de las corridas de la Beneficencia y la Cultura en Madrid, en las cuales el primer triunfador lo fue la ciudad del Oso y El Madroño, al mostrar cómo se hace una fiesta a plaza llena con el cartelillo de NO HAY BILLETES.
Y es con eso que quiero pensar, si no sería más sano de una vez por todas, separar la fiesta española de la mexicana y así mentalmente no estaremos a cada segundo comparando la una con otra en todos los aspectos y por ende sería meterle el acero hasta los gavilanes a ese sentir de amargura que produce   inevitablemente comparar una fiesta con la otra y es que ¡ya basta! de ser tan tozudos, tan necios, tan tercos, tan obstinados, tan ciegos.
Y si no vamos a poner las cartas sobre la mesa y boca arriba pa’ quitarnos la venda de los ojos comenzando por aceptar que España su feria de San Isidro es capaz de rematarla con dos festejos de elevadísima categoría, en la liga de los doctorados, carteles que conformaron con la mano en la cintura exclusivamente con toreros propios  ¿sería posible eso hacerlo en México, con solo toreros nacionales?... permítanme atender a la urraca madrugadora que ya está sulfurándose con eso de que a la plaza de Las Ventas le cabe la mitad de público que a la de México, a lo que el cuervo negro que se para en mi balcón le responde; nada más que la Ciudad de México tiene mucho más del doble de habitantes que la de Madrid, ¿entonces de que depende que una se replete hasta el reloj incluso en día laboral y la otra no?

Otra pregunta y como la respuesta puede ser subjetiva pues se la dejo a usted, ¿Cuál sería el equivalente mexicano a los dos carteles que presentó Madrid?  Seamos sinceros no hay que romperse la cabeza… y además aceptemos que  sus dos armas nucleares Enrique Ponce y Pepe Tomy no hubo necesidad de sacarlas del arsenal, y a propósito de lo que se vio  ¿Qué le pareció a usted la actuación de ese torero de veinte años de edad y uno de alternativa llamado Ginés Marín?  Quien por cierto tuvo  la misma oportunidad de estar en el  cartel de la Cultura que la que tuvo el mexicano José Guadalupe, nada más que el español vio pasar frente a sus narices ese tranvía llamado deseo y dijo; -De aquí soy, y vámonos trepando que a la oportunidad la pintan calva.

Desde luego sabiendo que aquí los toros tiene una carrocería diferente si cabe aceptar que en la tierra del Quijote también hay animales de diferente confección, solo preguntar ¿traían o no trapío los que echaron allá?, ¿levantaron alguna sospecha  de que pudieran haber venido manipulados de los diamantes?

Dejemos a España con su fiesta completa y nosotros con nuestra media fiesta, que a fin de cuentas cada quien tiene la fiesta que se merece y esto es resultado de que aquí hayamos tolerado por años una fiesta blandengue que hoy nos tiene llenos de amargura, bueno cuando menos a mi menda, que no está conforme con que  tengamos la plaza más grande del mundo, el territorio taurino más extenso del mundo que da cabida a cientos de cabezas unas con cuernos y otras con coleta y entre todas ellas no tengamos un torero que sea figura en Latino América y en España lo cual es privativo de un peruano… a quién solicito se moche con la receta.

miércoles, 14 de junio de 2017

FIGURAS ¡NO HAY!


 En estos tiempos en que el cotarro esta tan confundido en la forma de evaluar a los toreros, valdría la pena reflexionar sobre si el toreo que bordaban  matadores del ayer reciente como lo fue ‘El Pana’ fue tan excelso como para siempre recordarlos por ello, o si su recuerdo en gran parte esta apalancado en algo que no se compra ni con los brujos del mercado Sonora ni en la farmacia de Dios y que lo es la personalidad y el sentimiento ante eso cabría preguntarse  ¿Es por eso que la torería mexicana está desde hace tiempo en un bache?, y si no contestémonos ¿cuántos toreros hoy en día gozan de personalidad y sentimiento?, y más aún ¿cuántos tienen ese toreo de arrebato que poseía el citado ‘Pana’?

 Y aquí tomo el tema de las escuelas pa’ preguntar ¿qué están haciendo las academias más allá de enseñarles a los niños y jóvenes el A B C de la técnica pa’ extraerles y pulirles esa personalidad a quienes la poseen?, dijo el ‘Pana’ que él se hubiera sentido más a su aire en los tiempos de los maestros Lorenzo Garza y Luis Castro ‘El Soldado’ sin duda porque su hebra  era la personalidad, ¿o será que hoy se puede ser torero sin personalidad y sentimiento?, si esto es como parece, de lo que no queda duda es que estamos atravesando por una era donde salvo los aficionados de hueso colorado, la tolerancia y el conformismo, es lo único que está acarreando aficionados a la plaza ¿y el nuevo público al que se está tratando de atraer con eso de que hagamos afición? no nos engañemos ellos solo se acercan cuando un  atractivo los jala, ¿Qué hacer?

La solución la tienen los empresarios y es comprometerse con la fiesta verdadera y no seguir vendiéndonos cachondeos chatarras, con medios toros y toreros, que torean a medias sin sudar el terno, porque no les es necesario, pues saben bien que las empresas los van a volver a anunciar cobijados bajo la misión de hacer cada vez más productivo su negocio ¿Cómo? con toros tiernos y toreros ídem en lo monetario y es aquí donde esta pluma plantea ¿les convendría a los empresarios que hubiese una o dos figuras y  un par de ídolos? Que cobraran en serio aún a sabiendas de que meterían muchísima gente a los tendidos, la respuesta sería no ¿Por qué? pues porque en ese momento el mango del sartén lo tendrían los toreros y eso no les convendría a la mayoría de los empresarios y solo por no dejar, recordar que ya hubo un figura en México que haciendo valer su jerarquía exigió que la empresa compartiera con los toreros los ingresos vía televisión…

El punto pudiese parecer desconcertante, ya que a primera vista la lógica nos diría que cualquier empresario soñaría con retacar su plaza hasta la azotea, pero vayamos a la realidad comenzando por preguntarnos  ¿cuánto tiempo va a pasar pa’ que se pueda gestar un novillero que apunte al cante fuerte, al de excepción, al de rotundidad, al de escándalo? y sin comparar pero si tomando como punto de referencia a Valente Arellano ¿usted conoce alguno con ese imán de personalidad, de carisma, de percha, con esa hambre de triunfo que tenía el coahuilense, con esa inteligencia que le dio pa’ que se fijara en el  apoderado más visionario y con mayor alcance de sagacidad que lo sigue siendo Adolfo Guzmán Zaragoza, por supuesto que hay novilleros entre los cuales saldrán algunos matadores de primera línea y los más, serán de esos que se ven con agrado y debo decir que veo un gallito hecho de oro de hoja que lo es Cristóbal Arenas ‘El Maletilla’, mas también tiene el camino más complicado de todos y lo es que comenzó desde niño y por ello en él está latente la posibilidad que su gusto y afición por la fiesta le pueda cambiar con la misma naturalidad que su voz tierna lo hará, en fin un solo caso fuera de serie entre cientos.

Ya de matadores ni hablamos, porque no hay uno solo que se brinque los estándares, mas también hay que decir que de los de primera línea la canasta esta cuajadita, hay otro grupo de los asolerados o primeros espadas, que ciertamente es interesante, en los que pueden dar el estirón  dos o tres y de los de nueva alternativa,  un par y a otra cosa mariposa, con esos ingredientes ¡fuera mascaras! no hay poder de convocatoria y por eso los empresarios en muchas ocasiones no están invirtiendo en el toro de cuatro años y medio pa’ adelante y si a eso le sumamos que también en gran medida se está careciendo de imaginación a la hora de conformar carteles, pues la situación no es nada halagüeña y si en cambio realista pa’ los empresarios que piensan que con lo que hay da pa’ dar una fiesta no brillante pero si redituable, no pa’ hacerse ricos pero si como pa’ seguir en esto sea cual sea su interés u objetito y aunque parezca rarísimo, permítaseme que conozco por ahí a alguno (s) que su misión es ver por la fiesta.

domingo, 11 de junio de 2017

El animal más bello del mundo

El Toro en México
Por Bardo de la Taurina

Permítaseme traer a la palestra a   Ava Gardner (La noche de la iguana) a quien el escritor Peter Evans se refiere en uno de sus libros como ‘El animal más bello del mundo’  y luego ella le reviro como queriendo restarle méritos a su pluma; ‘Mis vicios y mis escándalos son más interesantes que lo que cualquier novelista pueda fantasear’, era mujer de conflictos y sino que lo diga el mismísimo Frank Sinatra, quien por ella casi pierde su amistad con ese otro grande del clan Sammy Davis Jr.,  Ava vivió en España una larga temporada, mas desde antes ya gozaba la predilección por algunos toreros majos ante los que se derretía en esas tardes de sol candente que se vivían en el Toreo  de la fronteriza ciudad de Tijuana, lo que provocaba que los astros hollywoodenses montaran los celos y recelos, máxime cuando se dio aquel romance candente con ese torero que  fue adorado por las mujeres más hermosas del mundo, el play boy de la montera Luis Miguel Dominguín.

La relación de Ava Gardner con quien terminaría siendo esposo de Lucía Bosé, ocupo las páginas de sociales de los principales periódicos y revistas del mundo lo que llegó a provocar que Humphrey Bogart proclamara  a los cuatro vientos aquel reclamo ‘De todos los hombres del mundo, te tenías que enamorar de uno que lleva capa y zapatos de bailarina’, la beldad  que había nacido en Carolina del norte se sintió herida con ese comentario irónico e hiriente y como ya había bebido mucho del carácter bravío de la torería contestó;  ‘Luis Miguel no solo es el hombre más guapo y más dotado sino el más valiente del mundo’. Y esto me trae a la memoria  a ese personaje que lo fue el maestro Reynaldo Torres, quien en su faceta de mozo de espadas también toreo en esas mieles según lo narro para su biografía.

Al darle lugar al recuerdo de un hombre tan inmenso como lo fue el pintor fronterizo, nos lleva a confirmar que hoy México en todos sentidos ha perdido mucho en presencia mundial y sin ir más lejos en lo taurino refirámonos  a  lo que sucedió en esta feria de San Isidro, donde por principio de cuentas solo compareció un matador de nacencia mexicana José Adame quien el jueves pasado ha pisado por segunda ocasión la arena del Vaticano del toreo que lo es la Plaza de las Ventas de Madrid y de hecho lo ha hecho  sin hacerlo, sin enjundia, pasión, ambición, entrega, orgullo, convencimiento y con eso queda dicho todo y pa’ acabarla de rematar dos españoles subrayaron lo dicho, ya que Manuel Jesús ‘El Cid’ estuvo ensolerado y en señor respetable dejando ver el buen cante que posee y que en México no se le ha visto y por el otro lado el salmantino Juan del Álamo salió  como se debe de salir en Madrid, téngase el toro que se tenga, asirse a un clavo ardiente,  a no dejar dudas, a entregarse, a pelear, a   poner su nombre en la memoria de todos los presentes que lo vieron en vivo y de los que lo vimos a través de la televisión con todo y que el presidente defendió su sitio de protagonista y bandido robándole una segunda oreja en su primer toro, más en su segundo el ambicioso espada le volvió arrancar otra oreja  y le saco de la bolsa al injusto la llave de la Puerta Grande.

Juan del Álamo esa tarde ante uno de los  que firma contratos pa’ la Plaza México, dio mil razones para venir obligatoriamente a la Temporada de Invierno,  soportado por una campaña publicitaria que ya cuando salga el toro él se encargara de hacer lo demás…

Siempre los españoles enseñándonos como se deben de hacer las cosas,  aunque de corbata se haya llevado a uno de Aguascalientes, al que le urge  un año sabático (no lo van a dejar) pa’ reencontrarse, tiempo en el que va a caer en mucho de olvido pero muchas veces es mejor volver a empezar y ojala la gente de  ‘tricolandia’ ya deje de joderlo con ese cuento de que es la primerísima figura, lo cual él se lo cree y  aunque esto sea figurativo la etiquetita lo está encorvando,  y me pregunto ¿Qué es muy difícil reconocer que su modelo o versión de torero da hasta ahí?, lo cual no es un pecado,   incluso es un logro  como lo ha sido transitar de niño a  torero cuña, como lo fue en algún tiempo y ahora es un torero que paso lista de presente en el desfile español,  aunque haya sido en carteles de medio pelo y con medios resultados y  al expresar esto ya sé que los adamistas me estarán pidiendo el sustento, pues ahí les van de una vez; lidio cinco toros lo que significó que tuvo pa’ avalar un triunfo diez orejas, cinco rabos y dos puertas grandes lo que se redujo a que en los veinte últimos segundos de su primera tarde con un  recurso no muy común en la forma de matar y un afortunado y aparatoso desenlace, se hizo de una oreja, resumiendo por lo conciso la primera tarde le falto técnica y en la segunda actitud y por ende si no hubo de lo básico del moño del arte, pues ya ni hablar, más si ahí estuvo y cortó una oreja, eso no se discute, lo que se discute es lo que dejo de hacer.

miércoles, 7 de junio de 2017

UNA MASCOTA EN CASA DEL TORERO



En  ese camellar  por  el Centro Histórico, el calor parecía aventar a los transeúntes en busca  de un alivianador, pa’ ello nada mejor que abrir el cogote a un  curado de capulín o de nanche, la oferta de sitios pa’ los cruzados ya no es muy robusta,  mas nunca olvidar que así como Hidalgo es tierra de toros bravos y Tlaxcala de toreros coloridos, el neutle aquí también tiene sus querencias regionales, si usted gusta del tlachicotón hidalguense llegado de  Singuilucan, el lugar pa’ caerle  pues lo es la ‘Chupamirtos’, en el corazón de la Merced y si usted prefiere el tlaxcalteca pues en la calle de Perú y Allende con sus ya casi 100 años se halla ‘La Antigua Roma’, sobra decir que por los orígenes de los aguamieles uno de los temas recurrentes  lo son los toros, dicen que de Hidalgo salió el torero más valiente que ha parido madre alguna; Luis Freg, apodado ‘Don Valor’ y que de Tlaxcala salió el más profundo; Fernando de los Reyes ‘El Callao’, un parroquiano dice que le deberíamos  hablar más de las figuras actuales que de los que son puro recuerdo y el ‘compa’ de al lado contesto -pues preséntame a una figura- aquello prometía, máxime cuando  iban surgiendo nombres al tiempo que eran descartados por no reunir los requisitos pa’  ser considerados auténticas figuras -Pues el jueves torea en Madrid ‘Joselito’ Adame- ¿y usted Bardo que opina de eso?- que el hecho  de que un torero lo haga en Madrid no necesariamente equivale a ser  una figura 4x4, - y si ¿‘Joselito’ triunfa y abre la Puerta Grande?,  ¿qué va a pasar?-Lo primero es que estaría conectándole un gancho al hígado a la vanidad de Eloy Cavazos, que fue el último mexicano que  abrió la puerta, luego será algo a su favor que le servirá pa’ que le salgan corridas incluyendo una de campanillas ahí mismo el 17 de junio,  tras la que tiene que ir como ‘perro de caza’   y eso será lo que al torero le debe de interesar, pues un triunfo al lado de Morante de la Puebla y de Cayetano con toros de Núñez del Cubillo, serían palabras mayores, José Adame es  un toreador que en Madrid podría tocar techo y ¡ojo! no me estoy refiriendo al pent-house, ni a las nubes que tanto marean, ni muchísimo menos a los cuernos de la luna.


Y eso de ninguna manera es demeritar al torero aguascalentense, ese que gusta de juguetear junto con sus hermanitos con una becerrita de lidia  en el jardín de su casa,  con lo que dio pie  a los anti taurinos pa’  que digan que los toros, son una especie que puede convivir con el hombre y que el ser humano de ninguna manera tiene que picar, banderillear y menos matar a los bureles  en las plazas de toros, el hecho y  las imágenes que a este torero  le tomaron cachondeándose en un ambiente familiar  son muy su gusto,  mas que cuando la acción se sube a las redes sociales, se vuelven públicas y es por eso que los verdaderos taurinos  le están tundiendo con todo y sobre el mismo tema ¿Qué les va a contestar el protagonista?  a los anti taurinos cuando digan que ya quedo demostrado por una ‘figura’ que la Fiesta Brava no es ninguna tradición sino un pasatiempo que la gente rica puede practicar en su hogar y que en lo público se podría practicar sin problema, ya sea en los parques o en las plazas de toros.


Y que quede claro, que esta cachondeada nada tiene que ver  con las corridas que se escenifican en países como Portugal o los Estados Unidos, pues ahí los toreros, rejoneadores y forcados le salen a toros  con casta y trapío, no a mascotas  y más allá de lo no compatible, hoy  Adame está ante una nueva oportunidad de engarzar una faena, lo que en esta feria no ha logrado,  pues no hay que confundir una oreja ganada por la vía del nocaut, con una lidia articulada, dominante, completa, hermosa y convincente. Y bueno si triunfa que bien y si no, también, pues ¿quién va a aguantar a los adamistas?, que aunque pocos son muy intensos.

lunes, 5 de junio de 2017

‘Desde el carajo’ miran a Madrid


El Toro en México
Por Bardo de la Taurina
Comenzare por el principio, que no necesariamente es con lo que debería de arrancar esta columna y es explicando o más bien, refiriéndome al título con el que he cabeceado, ‘Desde el carajo’ es el título de una columna que se ocupa de temas genéricos que sale de ésta misma tinta, toma el nombre de esa canastilla que remataba en las alturas del mástil mayor de las embarcaciones  de vela,  según definición de la Real Academia Española, sin duda el hecho de mayor envergadura que ha tenido que ver con el carajo lo fue el que se suscitó en tiempos del descubridor Cristóbal Colón, con aquello que pregonó uno de sus navegantes;  ‘Tierra a la vista’, precisando; carajo es el punto desde  donde alguien a la distancia, vislumbra lo que no todos los ojos pueden ver.
 Se podría decir que México taurinamente hablando, tiene la mayor cantidad de carajeros, que  a miles de millas náuticas no solo vislumbran sino que juzgan   imperativamente como si hubiesen estado montados en el carajo de una nave navegando en Las Ventas, todo esto viene en referencia  a lo que en Madrid sucedió el viernes 2 del mes que corre en curso, durante la feria de San Isidro y que en México no se vivió y solo se vio  a través de la televisión o de las computadoras en relación  a lo que realizó o dejo de realizar su majestad Enrique Ponce,  las imágenes satelitales  son solo eso, imágenes, que se están sucediendo a 9076 Km. de distancia, pero eso es nada pa’ los exhibicionistas de ambos sexos que con tal de darse a notar en esta tierras de loros y guacamayas están excitados  por la forma en que fueron reconocidas las faenas que realizó el torero valenciano.
  Aceptamos la libre expresión de los medios profesionales o amateurs (sin que sea obligatoria la coincidencia) sabemos que existen quienes guardan equilibrio en las redes sociales y quienes juegan a escribir orgasmos o frustraciones, la oscilación va entre que si después de que el torero majo se fue con un metisaca y un pincho, pa’ luego recetar las estocadas de ordenanza,  ¿fue atinado el que fuera premiado a peluda por toro?, lo que le valió pa’ salir por la Puerta Grande, acción que resultó justo pa ’algunos e injusto pa’ otros.
En este caso hay cuatro involucrados en la masacre de la cordura o en la alegoría de la  justicia,  donde los actores principales que lo fueron los toros y el torero,  pasan a segundo término, desde acá  a quienes se está juzgando es al señor presidente y a la afición madrilista, a usía por haberse hecho eco de la que debió de haber sido mayoría entre algo así como 24,000 almas, ¿justo o injusto el otorgamiento de las orejas?
Por obvias razones,  no juzgare al juez de plaza porque ya se sabe que yo estaba en el carajo o sea lejísimos del lugar de los acontecimientos, donde las distancias de los terrenos por más fidedignas que sean las tomas son distorsionadas y se ven en un cuadro y no siempre en el contexto global de la embestida y la salida, no sentí como me dijo alguien que ahí estuvo, cómo se cimbraba la Plaza de las Ventas, cómo los  presentes se expresaban en un olé gigantesco, no vi en vivo  como se veía la plaza tapizada de pañuelos blancos, no escuche porque me dicen que allá tan poco se escucho reclamos por los premios, ni por la salida en volandas, si todo eso fue excedido, tampoco lo sé, lo que sí sé, es que el maestro Enrique Ponce cambio el curso de la historia y no me refiero a un antes y después de él, porque eso ya lo había hecho desde en denates, aceptando que a lo mejor no es el mejor torero del mundo, solamente es el que le dio y le está dando nombre a esta época del toreo que es la de Enrique Ponce y subrayo que esto no lo digo por lo de esta tarde, que creo quedó a deber  pa’  completar el caldo.
Y vuelvo a eso de que cambio la historia porque hoy en pleno junio nos remontó  a  la Semana Santa, pues hasta donde alcanzo a ver  como a consecuencia de su cuarta Puerta Grande, muchísimos aficionados, otros borregos de ocasión y  gatilleros de oficio,  se están abriendo las venas y las carnes como en cuaresma y otros de euforia siguen aventando incienso por los poros y eso ¡Sí es histórico!

Y solo reconocer la grandeza de Ponce, que quienes lo vieron en la plaza aseveran que esa tarde blindo su toreo de telas con la maestría, el valor, el poderío, la inteligencia, la hermosura, la enjundia de un superdotado y por si algo le faltara, un presidente en la meca del toreo que lo es Madrid, lo consagró con sus decisiones como el torero que mayor polémica ha provocado en las últimas décadas…lo que no es cosa menor.